El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció este jueves su dimisión al cargo, tras el último escándalo que sacudió su Gobierno y utilizó una cascada de renuncias en su gabinete.

"Es clara la voluntad de los parlamentarios del Partido Conservador de que haya un nuevo líder del partido y, por tanto, un nuevo primer ministro", dijo Johnson en una declaración pública.


"Quiero agradecerles a ustedes, el público británico, por el enorme privilegio que me han dado", afirmó, antes de agregar que nadie es "remotamente indispensable" y expresar su tristeza por abandonar lo que calificó como "el mejor trabajo del mundo".

Johnson deja su cargo como líder del Partido Conservador, pero dijo que seguirá como primer ministro hasta que su partido elija un sucesor.


Te sugerimos: Polleros ganan más de 12 mil 300 mdp al año con el tráfico de mexicanos


Una vez que hay un nuevo líder, formalizará su renuncia con la Reina Isabel II y ella le pedirá al nuevo líder del partido que forme un nuevo Gobierno.

Ola de renuncia histórica

La decisión de Boris Johnson se produjo tras dos días en los que dimitieron más de 50 miembros del ejecutivo.

Los primeros fueron los ministros de Economía y de Salud, Rishi Sunak y Sajid Javid, quienes presentaron su renuncia el martes por el modo en el que Johnson gestionó las acusaciones de abuso sexual contra el diputado conservador Chris Pincher. 

Después le siguieron otros ministros, viceministros y otros cargos menores del Gobierno.

Esto ocurre solo un mes después de que el primer ministro se enfrente a una moción de censura en el Parlamento en la que el 41% de los legisladores de su propio partido votan contra él.

Aquel intento de destituirlo tuvo lugar después de que salieran a la luz pública fotos y pruebas de encuentros y celebraciones en la sede del Gobierno mientras el resto del país se encontraba confinado por las restricciones impuestas por el propio ejecutivo de Johnson durante la pandemia.

El origen de la crisis

El pasado 30 de junio, el diario británico The Sun publicó que el entonces sujeto de la bancada del Partido Conservador en el Parlamento, Chris Pincher, había manoseado a dos hombres en un club privado en Londres.

Pincher, quien había sido nombrado en ese cargo por Johnson en febrero de este año en medio de una reorganización del Ejecutivo, renunció de inmediato.

A los pocos días, los medios británicos publicaron información sobre al menos otros seis casos de supuesta conducta sexual inapropiada por parte de Pincher ocurridos en los últimos años.


Te sugerimos: Iztacalco: Seis ‘corcholatas’ clave a tener en cuenta en 2024


Pincher, quien fue suspendido por el Partido Conservador, ha pedido disculpas y ha dicho que cooperará plenamente con las investigaciones sobre su conducta y que está buscando "apoyo médico profesional".

Cómo afectó a Boris Johnson

Durante días los ministros y el portavoz de Boris Johnson insistieron en que el primer ministro no estaba al tanto de las sospechas específicas contra Pincher cuando lo nombró vicejefe parlamentario.

Sin embargo, la BBC reveló que, de hecho, Johnson había recibido una queja formal sobre "comportamiento inapropiado" de Pincher cuando este era Ministro de Estado para Europa y las Américas de la cancillería británica en 2019 y 2020.

El primer ministro calificó como "un error" haber nombrado a Pincher, de quien dijo que se había comportado "muy, muy mal", por lo que pidió disculpas a las personas afectadas.

A pesar de haber sobrevivido a la moción de censura en su contra hace apenas un mes, Boris Johnson estaba protegido de otra iniciativa similar durante un año.

No obstante, esta situación puso en duda la veracidad de su administración.

"Todo esto se trata de una cosa: la verdad. Al margen de la marejada de detalles y contraste, todo se reduce a si la gente puede creer lo que dice el número 10 (como se llama coloquialmente al Ejecutivo británico)", ", dijo Chris Mason, editor de Política de BBC.


Temas: