La boda del actor Armando Torrea y Laura Pérez, hija de un empresario, realizada el pasado 3 de octubre en Mexicali, Baja California, provocó un repunte del coronavirus Covid-19 en el municipio.

El evento al que acudieron alrededor de 300 personas sin las medidas sanitarias recomendadas por la pandemia, causó que unos 100 invitados resultaran contagiados.


Te sugerimos: Alertan por riesgo de contagios en Día de Muertos y festejos guadalupanos


En videos y fotografías difundidas en redes sociales, se observa a decenas de personas conviviendo sin sana distancia ni cubrebocas, durante el enlace matrimonial, entre el actor de telenovelas y la hija de un empresario del sector inmobiliario.  

El secretario de Salud de Baja California, Alonso Pérez Rico, detalló que el evento se realizó en un domicilio particular, sin autorización de las autoridades y que no hubo protocolos sanitarios como filtros.

Debido a los contagios, la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) de Mexicali ya investiga el caso.

El funcionario puntualizó que si una persona con resultado positivo a coronavirus acude a una reunión masiva o evento público, intencionalmente, se puede clasificar como un delito a la salud.


Te sugerimos: Va a fiesta Covid para demostrar que virus no existe; se contagia y muere


El enlace nupcial se realizó en un salón privado del fraccionamiento San Pedro Residencial, en la Zona Dorada de Mexicali.

asgch

Temas: