Con la caída internacional de los precios del petróleo hay un claro ganador y no son los millones de consumidores diarios de gasolina.

La idea general explicaría que ante la caída de los precios mundiales del petróleo, los precios de las gasolinas y del diésel en México bajaría; sin embargo, podría ocurrir todo lo contrario.

Leer más: El dólar se dispara a 21.36 pesos por coronavirus y desplome del precio del petróleo

En realidad, todo depende de la fórmula que el Gobierno federal determine con base en el alza o baja de los precios internacionales y con base en el cálculo del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, que aplica al precio de los combustibles.

Al respecto, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, explicó que el precio de los combustibles podría modificarse, pero no a la baja, pues cuando existe un movimiento como el actual en los mercados, lo que actúa como regulador es el IEPS.

De acuerdo con el funcionario, el IEPS es utilizado por el Gobierno como una especie de ‘colchón’ que mantiene estables los precios de las gasolinas y explicó que cuando los precios internacionales suben, este impuesto funciona como un subsidio, y cuando bajan, el estímulo desaparece.
“El precio de la gasolina está así, la referencia sube y baja, el IEPS es un colchón; cuando el precio de la gasolina es muy alto, el IEPS se hace chico; cuando el precio es bajo como ahorita, el IEPS se hace grande sin necesidad de cambiarlo.

“Eso va a generar una recaudación de 313,000 mdp y esa es la razón por la que la disminución en el precio de las referencias internacionales no se va a ver reflejado en precios a consumidores”, expuso el secretario de Hacienda.

Herrera aseguró que uno de los compromisos del Gobierno es que a pesar de los movimientos internacionales, los precios de los combustibles en México se mantengan estables.

Te puede interesar:

[ÚLTIMA HORA] Reportan balacera en Paseo de la Reforma


[ATENCIÓN] Así actuaba mujer ‘robaniños’ en centros comerciales de la CDMX


Dan emotiva despedida a universitaria asesinada el 8M; Nadia quería cambiar el mundo para las mujeres