La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) inició la fase preclínica de su vacuna contra el Covid-19, y comenzará con la aplicación de las pruebas de seguridad, toxicidad e inmunogenicidad en animales.

Juan Joel Mosqueda Gualito, quien dirige el grupo de investigadores que trabaja en el proyecto de desarrollo de la vacuna, indicó que dicha fase durará tres meses, desde la inoculación del antígeno hasta la evaluación de los resultados.


Te sugerimos: Habrá nuevo confinamiento en octubre si aumentan contagios: López-Gatell


Detalló las etapas de aplicación del fármaco, las cuales consisten en una primera dosis y 21 días después la segunda. Con este método medirán la presencia de anticuerpos y también si la vacuna tiene algún efecto adverso como inflamación, hipersensibilidad o daño en el tejido.

Posteriormente, evaluarán el nivel de anticuerpos y respuesta inmunitaria con análisis de sangre a los 10, 21 y 31 días, siempre y cuando no existan efectos secundarios.


Te sugerimos: Más de 350 mil estudiantes de la UNAM regresan mañana a clases virtuales


Una vez superadas estas etapas en ratones, conejos, ovejas y cabras, y descarten reacciones adversas, solicitarán a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) el permiso para hacer las pruebas en seres humanos.

Por su parte, la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, destacó en un comunicado que la fase preclínica fue aprobada por el Comité de Bioética de la institución, para garantizar trato digno a los animales de experimentación, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana.

ARM

Temas: