El avalúo inmobiliario es una herramientas importante en caso de querer comprar, vender o rentar una propiedad.


Además, es un trámite necesario para adquirir un crédito hipotecario, por lo que instituciones bancarias han recurrido a sistemas automatizados para calcular el valor de una propiedad.


Esto generó un debate sobre la eficiencia de estos sistemas y si ellos están peleados con el trabajo de los valuadores profesionales.


Sin embargo, los especialistas consultados por El Big Data señalan que la tecnología complementa el trabajo de estos profesionales, pero nunca los suplirá, ya que su nivel de certeza es mayor.


Leer más: Avalúo inmobiliario, un aliado si vas a rentar, vender o comprar

Los pro y los contra



La mayor ventaja de los avalúos automatizado es la rapidez, por lo que permite tener una respuesta en los tiempos establecidos por las instituciones bancarias, los cuales son clave para obtener un crédito.


Lorena Mercado, presidenta de la Sociedad de Arquitectos Valuadores, señaló que en 2003, con la Ley de Transparencia, ya había inquietud de desarrollar este sistema, pero fue hasta 2008 cuando comenzó a implementarse.


Actualmente existen varias empresas en México que prestan ese servicio basado en estimaciones de valores automatizados y se aplican principalmente a inmobiliarias que venden varios departamentos con las mismas características.




“Lo que hacen es que, con base en datos masivos, estiman el valor del inmueble, pero no existe una inspección física”, explicó José Alfredo Mc Loughlin, director general de Revisora de Avalúos.



Añadió que otra de las ventajas es la economía que representa para las instituciones crediticias, pues a través de este método pueden renovar su cartera conformada por miles de inmuebles. 


El especialista coincidió en que el avalúo automatizado se usa para procesos previos a la obtención del crédito, para la llamada pre aprobación (por lo que en algunos casos es gratuito), ya que esta aplicación te puede dar un rango cercano del precio del inmueble, pero luego se debe hacer una avalúo formal.


Omar González Martínez, director general de Solución Ideas, coincidió que este tipo de avalúos acelera los procesos y permite la validación de la información.




“El tema de los avalúos se ve como un mero proceso, como un requisito más, pero no se ha transparentado lo que es un avalúo, falta mucho que aprender del tema”, manifestó



La empresa de González Martínez desarrolló una aplicación, que a diferencia de las que ofrecen los bancos, toma en cuenta más variablesmás particulares como la ubicación, servicios aledaños, acabados o mantenimientos, las cuales determinan un valor real del inmueble.



"Nos enfocamos a prevenir esos errores que cuestan tiempo y dinero, con un sistema de alertas, validaciones preventivas e información estadística que incrementarán la calidad de tus servicios y reducirán tus tiempos operativos", indicó.

Sin embargo, reconoció que en México hace falta que se hagan públicos más elementos como registros públicos, indicadores de violencia, contaminación o mapas de riesgo, para que los valuadores puedan ser más precisos en sus resultados.




“No importa que una vivienda tengan acabados de lujo si se ubica en una zona con negativos como la violencia o demás, la gente no va a pagar el valor que se está dando”, explicó.



Asimismo negó que la tecnología esté peleado con el trabajo de los valuadores profesionales, por el contrario, aseguró que es un herramienta que facilita su trabajo; es como darle una calculadora a un ingeniero, precisó.



El papel del avalúo hecho por profesionales



Los especialistas coinciden que el avalúo sistematizado no va a suplir el trabajo de los valuadores profesionales, ya que su aportación es más certera y brinda elementos que un sistema de información no puede aportar.




“Hay que saber adaptarse, sacarle provecho a todas estas herramientas tecnológicas, cambiar la forma de trabajo, complementar el manejo del big data con lo que es la experiencia profesional”, señaló José Alfredo Mc Loughlin.



Indicó que los valuadores profesionales deberán centrar sus trabajo en brindar información técnica del inmueble, aportar datos particulares como si los gastos de mantenimiento son adecuados, vicios ocultos de la obra o la situación del inmueble estructuralmente.


Lorena Mercado, presidenta de la Sociedad de Arquitectos Valuadores, confió en que no se pierda el respeto a la profesión, pero reconoció que hace falta difundir más la importancia de los avalúos inmobiliarios en México.




“El avalúo debería ser una herramienta común para los propietarios de bienes, pues otorga certidumbre. Hay que dejar claro que no es un gasto sino una inversión para tomar la mejor decisión”, agregó.



De esta manera, recomendó que en caso de rentar, comprar o vender una propiedad siempre se recurra a un valuador certificado con cédula, quienes también intervienen en casos de herencias, divisiones o para arreglar algún problema de regularización de las propiedades.

Temas: