Un bebé de apenas cinco meses de edad murió a consecuencia de un incidente provocado por el sismo que ocurrió el 19 de septiembre, de magnitud 7.7 con epicentro en Michoacán.

El pequeñito estuvo hospitalizado por aproximadamente dos días, en los que ‘luchó’ por su vida, pero debido a las gravedad de su salud falleció la noche del 21.


Te sugerimos: Sismo madrugador cobra la vida de 3 personas en la CDMX


La víctima fatal originaria de Colima sufrió severas quemaduras, provocadas por una exploción en su hogar debido a que el movimiento telúrico ocasionó una fuga de gas.

Por lo anterior, tanto el bebé como su madre y su hermano de ocho años tuvieron que ser trasladados a un hospital en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, para que los atendieran especialistas.

Respecto a sus familiares, su progenitora -una mujer de 22 años- y su otro hijo permanecen hospitalizados y su situación de salud reportada como de gravedad.


Te sugerimos: [VIDEO] “¡Salió corriendo y se golpeó!” Hombre narra la triste muerte de su esposa durante sismo 6.9


Cabe recordar que los primeros dos muertos reportados son una abuelita de 61 años, quien falleció tras caerle una marquesina de concreto cuando salía de una tienda departamental en Manzanillo, y un joven quien quedó bajo los escombros de un gimnasio que colapsó. 

Temas: