De acuerdo con los testimonios de al menos

tres mujeres

, existe un nuevo modus operandi para intentar secuestrar a

mujeres en la Ciudad de México

.



Hombres altos abordan a mujeres que se encuentran solas y 

fingen tener una relación con la víctima

 para que las personas alrededor se abstengan de intervenir. De acuerdo con los

testimonios

, los presuntos secuestradores mantienen la calma en todo momento y saben cómo manejarse en cada situación, por lo que las mujeres son ignoradas cuando gritan y piden ayuda.



Leer: "QUÉ HACER ANTE UN SECUESTRO FEMENINO TIPO "CÁLMATE MI AMOR"



Los casos más recientes se han presentado en sitios como el Metro,

plazas comerciales

y avenidas transitadas como Constitución.



El primer caso público se dio el 30 de agosto en el Centro Comercial Santa Fe, cuando la víctima, de nombre Karina, fue abordada por un hombre al salir de una tienda de ropa.





El hombre la tomó del brazo con fuerza y comenzó a actuar como si fuera su pareja y estuvieran en medio de una discusión.


Me intenté safar, a lo que él comenzó a jalarme el brazo más fuerte respondiendo extrañado: ¿qué tienes?, ¿estás enojada?, ¿qué pasó? Comencé a gritarle que no lo conocía que me soltara y me jalaba y lo empujaba y él se mostraba tranquilo sosteniendo firmemente mi brazo mientras seguía caminando hacia la salida.”


Al intentar safarse, el secuestrador la cargó y se dirigió a la salida mientras continuaba actuando como si fuera un

pleito de pareja

.



A pesar de que uno de los policías de la plaza se acercó a ellos, no se dirigió a ella, sino a él quien lo convenció de que era un pleito de pareja a pesar de que ella pidió ayuda y reiteró que no lo conocía.



El segundo de estos casos se presentó el 10 de septiembre en el

Metro Taxqueña

, cuando Joss se dirigía hacia los torniquetes del Tren Ligero aproximadamente a las 8:40 de la mañana,  un hombre la abordó por detrás y le indicó que siguiera caminando.


Puso su brazo, abarcando mis brazos y mi cuello, pero lo puso con presión para que yo la mantuviera abajo, le dije que mi cartera y todo estaba en mi bolsa que no me hiciera daño, pero me dijo que no quería nada de eso, que no le interesaba y que siguiera caminando… Desde que me interceptó iba hablando como si fuera mi pareja, me decía <ya deja de hacer berrinches, ya te dije que esto va a pasar, siempre eres así> como si fuera pelea de novios”.


El miedo paralizó a Joss, quien en entrevista con El Big Data narra que por su mente pasaba que no se había despedido de su hermana.


No sé si me quería hacer una maldad, o me quería violar o simplemente sería una más de las que ya no encuentran…q uien me conoce sabe que yo no me quedo callada, soy de las que grita, pero cuando me dijo que no quería mis cosas me dio miedo”.

 


[audio mp3="https://elbigdata.mx/wp-content/uploads/2018/09/TESTIMONIO-SECUESTRO.mp3"][/audio]



El hombre que la interceptó en Taxqueña logró llevársela al menos 5 estaciones con la cabeza abajo, hasta la estación Registro Federal, donde una señora que se percató de la situación la invitó a sentarse y le preguntó si estaba bien, en ese momento Joss reaccionó y comenzó a gritar que no conocía al sujeto y que quería secuestrarla a lo que el individuo respondió que ella tenía ataques de ansiedad y que se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico.



En entrevista para El Big Data Mx Joss refirió que a pesar de que durante los siguientes dos días solicitó a las autoridades del Metro y el Tren Ligero las grabaciones del 11 de septiembre en un horario de 8:00a 9:00 de la mañana para lograr interceptar a su agresor, los videos le fueron negados bajo el argumento de que ya no contaban con ellos, pues borraban su base cada 72 horas.





Asimismo, asegura que esta experiencia ha cambiado su vida pues ahora no puede salir sola, sin un gas pimienta o un teaser, pues en todo momento se siente insegura.


Ahorita tengo miedo de volvérmelo a encontrar y que de coraje me haga algo, de ese día hasta ahorita no he podido estar sola, no puedo estar sola. Si se me acerca alguien que vaya caminando en dirección contraria, me da mucho miedo, he intentado probar salir pero me da mucho miedo, en mi trabajo lo saben y han tomado cartas en el asunto”


De acuerdo con el Inegi desde el 2007 han sido asesinadas 22 mil 482 mujeres, una cada cuatro horas, por asfixia, ahogamiento, ahorcamiento o bien degolladas, quemadas, apuñaladas o por impactos de bala.



Las carpetas de investigación por homicidios violentos que iniciaron los

Ministerios Públicos de las Fiscalías y Procuradurías

estatales pasaron de mil 83 en 2007 a dos mil 735 en 2016, lo que presenta un incremento de 152%



Sin embargo Joss decidió no presentar denuncia, pues de acuerdo con su experiencia en denuncias por acoso en el Transporte Público, éstas no tienen repercusión en los perpetradores.



Ante estos casos usuarios de redes sociales han realizado las siguientes recomendaciones:



  1. Grita y evita a toda costa dirigirte al lugar que te conduce el secuestrados

  2. Pide a los testigos que le pregunten al secuestador tu número telefónico, nombre completo o fecha de nacimiento, al desconocerlos quedará en evidencia que no es tu pareja si no un intento de secuestro.

  3. Si eres testigo de ésta y otras formas de violencia, evita la indiferencia.


 

Temas: