El gobierno de la Ciudad de México informó que todos los negocios, de cualquier giro, esenciales o no esenciales, que operan en la capital del país, podrán abrir pese a que continúe el Semáforo Rojo. 

Para poder operar los negocios deberán de dar servicio al aire libre, por lo que adelantaron que se están tomando medidas para que esto no cause un conflicto de comerciantes formales contra informales. 

La reapertura será de martes a sábado, con un horario de operación hasta las 17 horas. 

Otras de las medidas que deberán tomar los comerciantes que requieran reabrir bajo estas condiciones serán proporcionar gel antibacterial y guardar siempre la santa distancia entre los clientes. 

Mientras que el personal del establecimiento, cualquiera que sea su giro, deberá de dar atención con cubrebocas. 

La excepción de esta apertura son las plazas comerciales, pues ésta podrán reabrir hasta el próximo 8 de febrero. 

Las autoridades pidieron a la población que no baje la guardia para evitar más contagios. 

jh

Temas: