Los alcaldes electos de la Unión de Alcaldías de la Ciudad de México (UNACDMX) se comprometieron a reabrir 192 estancias infantiles que había en las nueve demarcaciones que gobernarán a partir del 1 de octubre.

En conferencia de prensa, los alcaldes electos en Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Coyoacán, Tlalpan, Cuauhtémoc, Magdalena Contreras y Miguel Hidalgo señalaron también que ampliarán la cobertura en beneficio de las familias, pues su cierre implicó la cancelación de al menos 50% de la oferta del cuidado infantil en la CDMX.

Detallaron que con el cierre de las estancias infantiles se les dio la espalda a las mujeres, se satanizó a las maestras y se dejó en el desamparo a miles de infantes.


Te sugerimos: Claudia Sheinbaum multará con 100 mil pesos a la empresa Leitner por fallas en Línea 2 del Cablebús


Asimismo, adelantaron que presentarán una iniciativa ante el Congreso de la Ciudad de México para la reactivación de las estancias, cuyo proyecto ya había avanzado Mauricio Tabe, como diputado local en la pasada legislatura, y se va a enriquecer con la aportación de las y los alcaldes electos, así como con la experiencia de Lía Limón, quien lo puso en marcha a nivel nacional.

Sobre el tema de la transición, comentaron que no hay claridad sobre los recursos que se están dejando a las administraciones entrantes.

"Siempre dijimos que un mes era muy poco tiempo para conocer la realidad de cada alcaldía y no nos permite hacer una planeación de los últimos tres meses del año, porque no tenemos información suficiente", consideraron los alcaldes electos.


Afirmaron que, pese a la amable actitud de los alcaldes salientes, se les está ocultando información relevante, la entregan a cuenta gotas y habrá temas que conocerán hasta que inicien funciones.

Los integrantes de la UNACDMX nuevamente hicieron la solicitud a los gobiernos salientes para que se extiendan los contratos hasta fin de año, en especial en temas tan prioritarios para la sociedad como la renta de patrullas, contratos de policías y servicios públicos, y al Gobierno central, que se les otorgue una ampliación líquida del presupuesto para hacer frente a los gastos del último trimestre del año.

Temas: