En la

colonia Morelos

, en el

Centro

de la Ciudad de México, el grupo criminal

La Unión Tepito

manda y se hace obedecer con base en el miedo y la

extorsión.



En esta colonia de la alcaldía de

Cuauhtémoc,

gobernada por

Morena,

los

comerciantes

establecidos sacan la peor parte, pues cada mes un emisario de

La Unión Tepito

recorre los negocios a cobrar “la renta”, extorsiones de cinco a 20 mil pesos para que los “dejen trabajar en paz”.



Los tentáculos de

La Unión Tepito

se han extendido tanto que ya no son sólo los comerciantes establecidos los que deben pagar cuotas; los vendedores del comercio informal que abarrota las calles

Aztecas,

Florida, González Ortega y

Jesús Carranza,

en pleno corazón del

Barrio Bravo,

también pagan, al menos, 50 pesos diarios.



En la semana, vecinos y comerciantes del barrio habrían colocado mantas para denunciar las actividades de

La Unión

Tepito.



Te sugerimos: 

[IMÁGENES] Tepiteños hartos de extorsiones cuelgan mantas con información de integrantes de La Unión Tepito



Aunque el temor reina en este barrio de añeja tradición comercial, algunos comerciantes se atreven a hablar, siempre bajo la condición del anonimato, con

El Big Data

sobre el modo de operar con el que uno de los grupos criminales que dominan el

narcomenudeo

en la capital del país mantiene el control de su territorio.



De acuerdo con los testimonios recogidos, al menos

tres mil comerciantes

formales e informales pagan algún tipo de ‘cuota’ a

La Unión Tepito

para que les dejen realizar sus negocios sin que sean amenazados de muerte o sus familiares.



Cuentan que el grupo no tuvo su origen en la especialización de alguna actividad ilícita, mucho menos en el trasiego doméstico de drogas, sino que surgió de los mismos

comerciantes

que se cansaron que la inseguridad y se unieron como medio para proteger sus negocios.


"La Unión de Tepito fue formada por un grupo de familias de comerciantes que se unieron contra el robo y las extorsiones de las autoridades, en un principio eran los hijos de los comerciantes quienes cuidaban las calles, ellos usaban un chaleco táctico y radios para comunicarse.

"Pero la idea de cuidarse entre sí cambió porque un grupo comenzó a regentear a los comerciantes y comenzaron a liderar la venta de droga, cuando ese negocio se dificultaba comenzaron a extorsionar a sus compañeros", relató un comerciante de la zona.


Te sugerimos: 

Cumplir caprichos de novias, la clave para ubicar a los líderes de la Unión de Tepito



De acuerdo con fuentes del Gobierno federal,

La Unión Tepito

habría pactado una tregua en la Ciudad de México con el

Cártel de Tláhuac

, hasta el 4 de marzo pasado liderado por Luis Felipe ‘N’,

El Felipilllo

,

y con el

Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG),

encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes,

El Mencho.



Leer más:

 

Cártel de Tláhuac pactó tregua con La Unión Tepito y el CJNG; ‘El Felipillo’ era el enlace



Información de inteligencia de la

Fiscalía General de la República (FGR)

reveló que

La Unión Tepito

domina la zona

Centro,

así como el corredor

Roma-Condesa-Polanco

y pequeños territorios en el Estado de México.



Su contraparte local, el

Cártel de Tláhuac

extendió su influencia en las alcaldías del sur y oriente de la capital a partir de la influencia que José de Jesús ‘N’,

El Ojos

¸ consolidó; en tanto que el

CJNG

tiene dominio en Valle de Chalco, Ixtapaluca, Chinconcuac,

Chimalhuacán,

Texcoco y

Nezahualcóyotl,

en la región oriente del Estado de México.


-El miedo como forma de vida-


El

modus operandi

de

La Unión Tepito

se basa en la operación coordinada de pequeñas células conformadas por dos o tres hombres armados que visitan periódicamente los negocios para cobrar las cuotas.



Si es la primera vez, los enviados piden hablar con el dueño del local, al que le informan que debe

pagar protección

para su comercio, pues “se trata de un sitio muy peligroso en el que roban con frecuencia”.



Te sugerimos: Atacan a familia de ‘El Alexis’, líder de La Unión Tepito



Los

comerciantes

consultados aseguraron que hay casos en los que el propietario se negó a cumplir con los pagos y fue asesinado o en la mejor de las situaciones fue  “brutalmente” golpeado.



Los afectados explicaron a

El Big Data

que el sometimiento mediante

extorsión

es una práctica arraigada en el

Barrio Bravo,

por lo menos desde hace diez años.



El grado de violencia varía dependiendo del giro del negocio. Si se trata de una tienda de electrodomésticos, ropa o electrónica, que se intuye maneja flujos importantes de efectivo, los enviados de

La Unión Tepito

 operan en sigilo, antes de visitar al dueño.



Siguen a la víctima hasta su domicilio, “estudian su forma de vida, además de recabar datos sobre su familia”; si los comerciantes tienen hijos, indagan en qué escuela estudian, si son de preparatoria o universidad e identifican sus rutas de viajes y lugares que frecuentan.



Con esa información, los

extorsionadores

coaccionan a los

comerciantes

y dueños de los negocios para amenazarlos y así son obligados a pagar la cantidad que se les exija.


"Hay meses en los que se trabaja únicamente para ellos, hay temporadas que las ventas son muy bajas y aun así debemos cubrir las cuotas.

"Estamos acorralados porque la única opción que tenemos es dejar todo nuestro patrimonio y comenzar una nueva vida en otra parte del país, pero nosotros vivimos aquí y no pensamos dejar nuestro hogar", relató otro comerciante.


El pacto del

Cártel de Tláhuac

con el

CJNG

y

La Unión Tepito

coincide con un incremento en el número de casos de

extorsiones

cometidas por este último

grupo criminal

contra comerciantes y vendedores ambulantes.


-Suben cuotas-


Los afectados consideran que además del entorno, la captura de Roberto ‘N’,

El Betito

¸

cabeza de

La Unión Tepito

, preso en el Centro Federal de Rehabilitación Social 5 de Villa Aldama, en Veracruz, también detonó el ajuste.



Las cuotas que cobran aumentaron, aseguraron, porque la banda busca recuperar el dinero que les han decomisado desde la captura del líder encarcelado.



La

FGR

y la

Procuraduría General de Justicia

de la Ciudad de México confirmaron luego de la captura de

El Betito

,

que una célula de

La Unión Tepito

extorsionaba a comerciantes y empresarios en las colonias

Condesa, Roma, Polanco, Coapa,

el

Centro Histórico

y el mismo Barrio Bravo.



Más acerca del tema: 



Ella es ‘La Princesa’, hija de ‘El Ojos’ y líder del Cártel de Tláhuac



[VIDEO] Fuerte operativo para trasladar a ‘El Felipillo’ a Reclusorio Sur



¿Quién es ‘Sam’?, la operadora financiera del Cártel de Tláhuac