El empresario Sergio Carmona Angulo, vinculado a Morena, fue asesinado a tiros este lunes por hombres armados que le dispararon cuando se encontraba en una barbería del municipio de San Pedro Garza García, de Nuevo León, informó la Fiscalía estatal.

De acuerdo con la Fiscalía, el ataque ocurrió a las 17:14 horas en un negocio ubicado sobre las calles Río Rosas y Río Manzanares, de la colonia Del Valle de San Pedro.

La policía confirmó que el hombre de entre 40 y 45 años falleció en el lugar; junto con otro hombre que no ha sido identificado.

El diario El Norte reportó que además de su esposa Perla McDonald, estaban un compadre y los hijos de éste, quienes resultaron ilesos en el ataque.

El informe médico forense refirió una herida de bala en el maxilar inferior derecho y dos más, de entrada y salida, en el cráneo.


Te sugerimos: Se fuga secretario de Seguridad de Tlaxcala, acusado de desaparición forzada y hostigamiento sexual


Los testigos declararon que dos hombres ingresaron a la barbería como clientes, caminaron frente a Carmona, le dispararon y escaparon, primero corriendo y después en un vehículo.

Sergio Carmona Ángulo, quien era único accionista y administrador de la empresa Grupo Industrial Permart, ubicada en Reynosa, Tamaulipas, era señalado como el principal operador financiero de Morena en ese estado y había sido nombrado recientemente como administrador del Sistema de Agua y Alcantarillado de Ciudad Victoria.

Además, junto con su hermano Julio César, era dueño de las empresas Grupo Industrial Permart, Grupo Industrial Joser y Consultoría Reymar, y ambos están vinculados con líderes de Morena en Tamaulipas e incluso varios funcionarios reconocieron que usan camionetas blindadas proporcionadas por los hermanos Carmona.

En las pasadas elecciones del 6 de junio, los Carmona fueron denunciados por varios partidos de la oposición ante la Fiscalía de Tamaulipas por supuestamente financiar ilegalmente campañas de candidatos de Morena.

De acuerdo con información del diario Reforma, Sergio Carmona y sus empresas eran investigadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por los delitos de contrabando de hidrocarburos desde Estados Unidos y lavado de dinero.

Temas: