Policías de Investigación (PDI) de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) aseguraron un inmueble ubicado en la alcaldía de Tláhuac, el cual era utilizado como bodega y deshuesadero de autos de lujo robados.

En la inspección del terreno, las autoridades encontraron casi una tonelada y media de autopartes totalmente cortadas, algunas fueron desenterradas de una fosa que se encontraba dentro del predio.


Te sugerimos: Chofer de combi acelera para que su pasajera no pudiera bajar y violarla


El Ministerio Público abrió la carpeta de investigación No.CI-FTH/THL-2/UI/2S/D00583/03-2020 para constatar el hallazgo de vehículos tipo BMW, Audi, Honda y Volkswagen, todos con reporte de robo registrados en la plataforma OCRA de el portal de Repuve.

Las autoridades sólo alcanzaron a recuperar un automóvil con placas del Estado de México que tenía reporte de robo el día 16 de noviembre de este año y ya estaba preparado para que lo desvalijaran.


Te sugerimos: ESCONDEN camioneta que arrolló a MUJER en Iztapalapa


Las autopartes cortadas, entre puertas, cofres, cajuelas, asientos, llantas, partes de motor, toldos, salpicaderos, defensas, entre otros, las tenían  acomodadas para ser transportadas y comercializadas de manera clandestina.

La diligencia de cateo estuvo resguardada por personal de la Policía de Investigación de la Fiscalía capitalina para mantener la seguridad del lugar.

Con información de Excélsior

Temas: