Autoridades rusas detuvieron a un hombre quien decía ser la reencarnación de Jesucristo, y encabezaba desde 1991 la Iglesia del Último Testamento, que él mismo fundó.

Sin embargo, junto a otros líderes del grupo religioso, están acusados de extorsión, además de pedir dinero y causar daño físico y psicológico a sus seguidores.


Te sugerimos: Lo citaron por Tinder para hacer un trío, pero terminaron desmembrándolo


De acuerdo a los reportes, los detenidos golpeaban y ocasionaban otro tipo de lesiones a los integrantes de la secta.


Te sugerimos: La NASA advierte: 2 asteroides gigantes se aproximan a la Tierra


En varios videos se aprecia a Sergei Torop, originario de Siberia, dirigirse a las personas como la reencarnación de Cristo e incluso, se viste y porta el mismo estilo de cabello y barba que el Dios de los católicos.

Una televisora rusa difundió un video de este predicador, en el que se le aprecia caminar entre cientos de seguidores a manera de una especie de salvador. La imágenes datan de 2003.

ARM

Temas: