El presidente, Andrés Manuel López Obrador, amagó con impulsar una contrarreforma energética ante la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de mantener la suspensión del acuerdo de política energética de la autodenominada Cuarta Transformación.

Durante su conferencia de prensa mañanera, el presidente no descartó impulsar una nueva reforma constitucional en la materia para, según dijo, “defender el interés del pueblo”.


Te sugerimos: AMLO reitera "no al fracking' y desmiente a Sener


“Vamos a ver si no hay otra instancia para defender el interés público. Si es necesario propondría una reforma constitucional para que prevalezca el dominio de la nación sobre los recursos naturales, por encima de intereses de grupos por legítimos que sean”, dijo el presidente.


El 15 de mayo pasado, la Secretaría de Energía emitió un Acuerdo que suspendía las pruebas de centrales privadas de energía renovable; este acuerdo fue cuestionado por empresas inversionistas y criticado por considerar que frenaba el desarrollo nacional de energías verdes.

Sin embargo, para el presidente, el Acuerdo de la Sener defiende el interés público en relación a a la generación de energía y a la explotación de los recursos naturales del país; además de que evita daños contra Pemex y la Comisión Federal de Electricidad.

“El propósito para decirlo con claridad era dejarles el sector energético a empresas extranjeras. Esto era menguar, socavar, destruir, acabar con Pemex y con la Comisión Federal en el periodo neoliberal y nosotros no estamos de acuerdo”, apuntó el mandatario.


Temas: