La tarde de este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue sometido un cateterismo cardiaco, luego de un chequeo médico de rutina.

La Secretaría de Gobernación informó que el mandatario federal acudió por la mañana al Hospital Central Militar para realizar un estudio preventivo, que se realiza cada seis meses debido a sus antecedentes médicos.

López Obrador fue sometido a estudios de laboratorio, electrocardiograma, tomografía y prueba de esfuerzo y como resultado de ello se consideró necesario realizarle un cateterismo cardiaco.

Los estudios determinaron que su corazón y arterias están funcionando adecuadamente.

“No fue necesario realizar ningún otro tipo de intervención y fue un procedimiento breve que duró alrededor de 30 minutos”, se lee en el comunicado oficial.


Asimismo, se informó que el presidente se reincorporará a sus actividades con normalidad el día de mañana.

Temas: