El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció que su reforma constitucional en materia electoral no pasará en el Congreso, pero se concentrará en entregar una ley secundaria que reduzca los altos salarios de los consejeros electorales.

"Pues ya no se va poder -por ahora- llevar a cabo la reforma constitucional", comentó durante su ´mañanera´ en Palacio Nacional, al también indicar que va a presentar una ley que, "sin infringir la Constitución", permita de todas maneras generar ahorros y las elecciones no sean tan costosas.

"¿Qué es lo que no aceptan? Que ya no ganen tanto los funcionarios del INE, que se ahorre, entonces eso no lo aceptan. Como no lo aceptan, pues vamos a presentar una ley que sin infringir la Constitución nos permita de todas maneras generar ahorros para que no sea tan costoso organizar las elecciones y que en esa ley se prohíba, pero de manera terminante, la compra del voto; esas son las dos cosas que van en la ley", refirió.



Te sugerimos: "¡Pues felicidades!" AMLO le avisa a Sheinbaum que no irá a su boda


Indicó que los detractores de la Cuarta Transformación (4T) ejercieron una gran presión para manipular a la gente y acusar que era la pretensión de su Gobierno desaparecer el instituto electoral y crear uno a modo de su proyecto político.

"Les debería dar vergüenza, no sólo a los publicistas que echaron a andar esta campaña y la pagaron, sino a los que se la creyeron, porque les zumba que saques una cartulina diciendo ´el INE no se toca´, ´no vamos a permitir que se destruya al INE´, ´no vamos a permitir que desaparezca el INE´. Eso fue lo que hicieron, entonces qué bien que pues ya no se va poder -por ahora- llevar a cabo la reforma constitucional".


Te sugerimos: Marcha del 27 de noviembre es para celebrar a la 4T, no por la reforma electoral: AMLO


Fue ayer cuando diputados del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) presentaron el proyecto de dictamen, cuyo documento es la iniciativa impulsada por AMLO.

La iniciativa propone que la Cámara de Diputados se conforme por sólo 300 diputados, es decir, 200 menos que los actuales; y el Senado por 96, o sea, 32 menos. Y todos elegidos por un sistema de listadas.

Temas: