La enfermera general Silvia Aldecoa recibió una condecoración de parte del presidente Andrés Manuel López Obrador por su labor frente a la pandemia por Covid-19.

Un año después, ella se encuentra en busca de empleo, ya que perdió el suyo en el sector público.

Aldecoa fue una de las 58 profesionales de la salud que recibió la condecoración Miguel Hidalgo, durante la conmemoración por el aniversario de la Independencia de México, el 16 de septiembre de 2020.


Te sugerimos: ¿Hasta cuándo CONTAGIA una persona infectada con ÓMICRON?


La condecoración Miguel Hidalgo es la presea más alta que otorga el país a los mexicanos para premiar a médicos eminentes o distinguidos, conducta o trayectoria vital ejemplar, servicios relevantes prestados a la patria o a la humanidad o actos heroicos en términos de Ley de Premios, Estímulos y Recompensas Civiles.

La labor de Silvia Aldecoa en la emergencia sanitaria comenzó en abril de 2020, en el Hospital del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), número 22, que fue administrado por la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA).

Cuando recibió la presea, en septiembre de 2020, ya se había contagiado dos veces de Covid-19.

El último contrato de Aldecoa venció el 31 de diciembre de 2020, pero autoridades del hospital le dijeron que la renovación llegaría unos días después.

Sin que esto sucediera, ella todavía trabajó una semana más, sin goce de sueldo.

Además de Silvia Aldecoa, 15 compañeros más pasaron por situaciones similares en cuestión de contrato.

La enfermera es madre de una menor, por lo cual, con el fin de obtener ingresos, brinda ayuda a domicilio a pacientes con Covid.

Ella relata que, con este empleo, el año pasado podía ganar de 7 mil a 8 mil pesos semanales, pero actualmente ha bajado mucho el porcentaje de personas que necesitan de sus cuidados.

Actualmente el semáforo epidemiológico de Tabasco se encuentra en verde, por el bajo riesgo de contagio.

“¿Cómo vas a botar a alguien después de que lo premies con la más alta presea? Se me hace ilógico e injusto, señalo Aldecoa.

Aunque Silvia Aldecoa se ha tratado de comunicar vía correo electrónico con el presidente, no ha tenido éxito, por lo que se ha unido vía redes sociales al llamado de sus compañeros profesionales de la salud a quienes no se les dio un nuevo contrato para seguir laborando.

Aunque la SEDENA dejó la administración del hospital donde trabajaba Aldecoa, ella confía en que la actual administración federal le ayude a encontrar un nuevo empleo.

“Al principio nadie quería trabajar con pacientes COVID, los pocos que aceptamos y que dimos nuestra vida por estar ahí con los pacientes nos hicieron a un lado, que nos reubiquen o que nos recontraten”, expresó la enfermera.

*Información de Radio Fórmula

Temas: