A dos semanas del deslave en el Cerro del Chiquihuite, en Tlanepantla, Estado de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció reubicar a habitantes que se encuentran en la zona de peligro.

Durante su conferencia mañanera, el mandatario informó que este martes ordenó un estudio a fondo para hacer la valoración de las casas que están en riesgo para otorgarles una vivienda en un lugar seguro.

Reconoció que muchas de estas familias viven en esa zona de deslaves por necesidad, porque no tienen otro lugar a dónde ir, pero hizo un llamado para que con este estímulo dejen sus actuales viviendas.

“¿Qué les ofrecemos? Sus casas en otras partes, donde no corran riesgos y puedan vivir con tranquilidad, hoy di la instrucción en ese sentido. Es en donde se consiga el terreno y las casas que sean necesarias para que no corran riesgos, porque lo más importante es la vida”, argumentó.


Te sugerimos: [VIDEO] Niño de 4 años se suelta de la mano y muere atropellado sobre Eje 6 Sur en Iztapalapa


En tanto, el Gobierno del Estado de México informó que se está levantando el censo para conocer el estado jurídico de las viviendas afectadas por el desprendimiento para saber si se trata de una propiedad privada o de un asentamiento irregular.

Asimismo, se establecen las condiciones en las que están dichas viviendas, para que a partir de esos datos se tomen las decisiones de apoyo en conjunto con el Ayuntamiento de Tlanepantla.

Ernesto Nemer Álvarez, secretarios general de Gobierno de la entidad, garantizó que habrá diálogo y negociación con las familias de la zona siniestrada para buscar las mejores alternativas.

Temas: