Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, afirmó que el panista Ricardo Anaya y el ex presidente Enrique Peña Nieto tuvieron una muy buena relación, pero que al final tuvieron una fuerte ruptura.

Sostuvo que cuando hubo buena relación entre ambos, la denuncia en contra del blanquiazul habla de que recibió dinero por parte de la administración ´peñanietista´, para que lo repartiera entre legisladores del PAN y así se aprobara la Reforma Energética.

Recordó que estas acusaciones se basan en las declaraciones del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya; luego, mencionó el mandatario, surgió este pleito (la ruptura Anaya-EPN) y se presentan las acusaciones que está atendiendo la fiscalía.

Por ello comparó esta relación-ruptura con la canción ´Contrabando y Traición´ de Los Tigres del Norte y parafraseo un verso en el que se afirma que "la traición y el contrabando son cosas incompartidas".

Reiteró que él no dio instrucciones de que se castigara o investigara a Anaya: "Yo no lo puedo hacer. No es mi fuerte la venganza. Él dice eso, pero debería enfrentar las cosas y aclarar si recibió, si habló o si recibió dinero de Enrique Peña Nieto".

Asimismo pidió al excandidato presidencial explique por qué fue la ruptura, "quién le aconsejó de que amenazara en la campaña a Peña Nieto con meterlo en la cárcel, quién le dio ese consejo, porque lo hizo, pensó que de esa manera iba a obtener más votos, cuáles fueron sus motivaciones".

Recordó que durante un debate presidencial Ricardo Anaya expresó lo de encarcelar al entonces presidente de México "y yo tenía junto a Meade (excandidato del PRI) [...] pero Meade le dice ´el corrupto eres tú´, o le dijo ´el que debe ir a la cárcel eres tú´".

En este tenor invitó al ex candidato priista a declarar si fue o no real lo que el comentó.

Le reiteró a Ricardo Anaya que regrese a México e informe y aclare su situación. Además, dijo que la fiscalía o quienes lo acusan deben presentar pruebas, no nada más fabricar delitos, y dar la cara.

Puso como ejemplo su caso cuando lo desaforaron como jefe de Gobierno del Distrito Federal y querían meterlo a la cárcel.

"No me amparé y enfrenté la embestida del régimen. Fox en contubernio con el presidente de la Suprema Corte de ese entonces, así como presidentes de medios de comunicación [...] pero era porque yo había violado un amparo para construir un camino hacia un hospital, pero aquí hablamos de otro tema, de un tema de corrupción", comentó.

Temas: