Desde que permanece en prisión, Alejandra Barrios no recibe sus medicamentos para tratar los diversos padecimientos que sufre, denunció la lideresa de comerciantes ambulantes del Centro Histórico de la Ciudad de México.

"En este tiempo que he estado en la cárcel me he sentido muy mal. Me puse mal hace cuatro días, no sé qué me pasó, apenas me estoy reponiendo", informó a través de un comunicado.


Te sugerimos: Juez dicta prisión preventiva oficiosa a Alejandra Barrios


La acusada de participación en los delitos de extorsión, robo en pandilla y daño en propiedad ajena, padece fibrosis pulmonar, glaucoma, soplo en el corazón, colitis y tiroides, incluso, dijo, enfrenta el riesgo de "quedar ciega o perder la vida".


Te sugerimos: Detención de Alejandra Barrios es un tema de la Fiscalía no del Gobierno, afirma Sheinbaum


Barrios Richard aseguró que come lo que hay en el penal porque no dejan pasar mis alimentos, "pero me gusta mucho el pescado, caldito de res, verduras y me dedico a leer la biblia, así como a orar por las noches".

"Es muy peligroso que el colesterol se le suba, porque le puede provocar un infarto; y también es malo que se eleve la glucosa, porque habría un descontrol total en su organismo, y por si fuera poco tiene un soplo en el corazón", alertó su doctora Leticia Peña.


Te sugerimos: Alcaldesa electa en Cuauhtémoc defiende a Alejandra Barrios, pide juicio justo


Finalmente Barrios confió en que sus abogados demuestren su inocencia respecto de los delitos que se le imputan, "los cuales son una total mentira, por venganza, interés políticos o posiblemente económico de mis adversarios".

ARM

Temas: