La tecnología ha avanzado a pasos agigantados, tanto, que ya es posible hacer casi cualquier cosa gracias a ella.

Esto lo comprobó una mujer llamada Kristin Livdahl que denunció en Twitter que el asistente de voz de Amazon, Alexa, le pidió a su hija de 10 años que introdujera una moneda a un enchufe. Esto, cuando la niña le pidió a Alexa que le sugiriera un desafío.

La niña y su madre se encontraban haciendo retos físicos como acostarse y rodar con un zapato en el pie, y al momento de que la niña le pidió otro reto a Alexa, el dispositivo mencionó el famoso “Penny Challenge”, que se hizo viral hace 1 año en TikTok.

Cuando la madre escuchó lo que Alexa dijo, inmediatamente gritó “No, Alexa” para cancelar la acción.

Después de que Livdahl se pronunciara en Twitter, Amazon la contactó para que le pudiera explicar detalladamente lo que sucedió.

La compañía puso manos a la obra y modificó a

Alexa

para que no vuelva a proponer retos que pongan en riesgo la vida de las personas.

Temas: