Luego de que la semana pasada se viralizara en redes sociales una fotografía colocada en en la empresa de Volkswagen en Coyoacán donde aparecía una esvástica nazi, la sucursal anunció su cierre. 

Ante ello los trabajadores alzaron la voz a través de un grabación donde señalaron que se perderán 200 empleos. 

En el video difundido con los hashtags #200SinChamba y #APOYOCOYOACAN, los trabajadores señalan que ellos no comparten ideologías, ni manifestaciones que inciten al odio y a la discriminación. 


“Lamentablemente por un mal contexto somos víctimas de un linchamiento digital. Nos acusan de odio y discriminación sin derecho a réplica”.

Dentro de la grabación participan algunos de los empleados de dicha sucursal de Volkswagen, quienes llevan más de cinco años desempeñando su labor con “pasión, lealtad, respeto, responsabilidad, honestidad y amor por su trabajo”

Por lo anterior, los trabajadores de Volkswagen Coyoacan solicitan un manejo debido del tema y que se atiendan sus demandas. 


Luego de viralizarse la imagen, la firma alemana decidió romper relaciones con la distribuidora de Coyoacán, misma que llevaba en operaciones más de 60 años ininterrumpidos, aseveran los trabajadores

RCS



Temas: