Nizarindani Fuentes denunció a Christian Daza Rivera Melo, encargado de despacho de la oficina de Coordinación General de Comunicación del Congreso de la Ciudad de México, por violencia, acoso, hostigamiento y abuso laboral.

Debido a esto, quien fuera subordinada del funcionario legislativo, renunció de manera irrevocable a su cargo el pasado 31 de marzo y aseguró temer por su integridad física y emocional.


Te sugerimos: ELECCIONES 2021| Gabriela Jiménez Godoy impulsa agenda feminista en Azcapotzalco


Sin embargo, Daza negó ´tajantemente´ las acusaciones en su contra y anunció que  procederá administrativa y penalmente contra la denunciante.

El asunto trascendió incluso hasta la oficina del diputado local del PRD, Jorge Gaviño, quien publicó en redes sociales el documento de la denuncia el pasado lunes 5 de abril y aseguró que "tomará cartas en el asunto". En su cuenta de Twitter agregó que contra Daza se suman otras seis denuncias de mujeres.


Te sugerimos: [ATENCIÓN] Desaparecen MELLIZAS en Santa Fe: Daylee y Crizi sólo tienen 3 años


En la carta de renuncia de Nizarindani Fuentes Contreras como subdirectora de Estrategia Digital del Congreso capitalino, la afectada argumenta que su renuncia es "en razón de que en diversas ocasiones he sido sujeta de violencia, acoso, hostigamiento y abuso laboral por su parte (Daza Rivera Melo)".

Agregó que desde el 1o de noviembre de 2019, cuando asumió el cargo citado, ha cumplico con su labor de "manera profesional, sin presentar ningún tipo de conflicto", hasta la designación de Christian Daza.

Por su parte, Daza Rivera Melo, negaba "tajantemente" tales acusaciones y aseguró que solo le llamó la atención a Nizarindani Fuentes "por una mala labor en materia de comunicación".


Te sugerimos: ELECCIONES 2021| Paula Soto promete mejorar infraestructura urbana de la 8 de Agosto


Detalló que el martes pasado, la ahora excolaboradora publicó en redes sociales una foto de archivo de la diputada Margarita Saldaña, del PAN, en la que no portaba cubrebocas ni careta protectora, cuando en la sesión presencial en el recinto sí portaba tales protecciones.

"Secuestró las redes sociales del Congreso, no eran de ella", acusó el funcionario, pues indicó que Fuentes lo sacó a él y a otros colaboradores de un grupo interno de trabajo de WhatsApp y salió de otros chats sin ninguna explicación y sin responder a llamadas ni mensajes del él ni de otros compañeros.

"No tengo nada que esconder. Este tipo de herramientas que la mujer ha usado para protegerse de denuncias no se pueden usar como jueguito para acusar a gente. A la compañera nunca la traté mal, siempre se platicó con ella, hubo buena labor, hay chats que lo comprueban. Me sorprende mucho que, de buenas a primeras, cuando se le pide venir a trabajar y poner una foto, haga estas acusaciones", argumentó Daza.

ARM

Temas: