El aborto en Guanajuato seguirá considerado como un delito, pues la mayoría derechista y conservadora representada por el Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso local, se opuso a su despenalización

Con seis votos en contra, el blanquiazul evitó la aprobación de los dictámenes presentados por  el PRD y Morena, para legalizar la interrupción legal del embarazo en el estado.


Te sugerimos: Necesario despenalizar el aborto en Guanajuato: organizaciones feministas


Los legisladores panistas Laura Cristina Márquez Alcalá, Jésica Cabal Ceballos, Alejandra Gutiérrez Campos, Luis Antonio Magdaleno Gordillo, Emma Tovar Tapia y Katya Cristina Soto Escamilla, rechazaron rotundamente el proyecto en las comisiones Unidas de Justicia y Salud Pública del Congreso del Estado.

Vanessa Sánchez Cordero (PVEM), Ernesto Prieto Gallardo (Morena) y Raúl Humberto Márquez Albo (Morena), no pudieron revertir la decisión con su voto a favor de la despenalización del aborto; mientras Jaime Hernández Centeno, de Movimiento Ciudadano, abandonó el recinto legislativo al momento del sufragio.


Te sugerimos: SLP dice NO al aborto; Congreso rechaza despenalización del aborto


Ante esta acción, Márquez Albo criticó el predominio del aspecto ideológico sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo. Agregó que la ‘maquinaria azul’ cerró los oídos a la solicitud y reclamo de las mujeres guanajuatenses.

Sin embargo, el Grupo Parlamentario del PAN argumentó que la iniciativa para despenalizar el aborto en el estado, contraviene el artículo 1 de la Constitución local, que protege el derecho a la vida desde el momento de la concepción.

ARM

Temas: