A tres años del feminicidio de Diana Velázquez Florencio, familiares y madres de víctimas de este delito, exigen justicia por esta tragedia en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México.

El largo proceso por el que han pasado se convirtió poco a poco en un viacrucis, pues los resultados no han sido positivos y la impunidad reina por estos crímenes.


Te sugerimos: Van por el cruel asesino de Diana; Edomex ofrece $300 mil por su cabeza


Cada una de las madres arrastra tres, cinco y seis años de dolor por la homicidio de sus hijas respectivamente.

Por eso, esta tarde se marcharon en las calles de ese municipio mexiquense, en honor a la memoria de Diana, quien con tan sólo 24 años de edad, cayó en las manos de un feminicida, quien ultrajó su cuerpo y lo abandonó en una bodega.


Te sugerimos: Ladrones abandonan a cómplice abatido, en asalto a tráiler en Edomex


Acompañada de su esposo Jairo Vázquez, su hija Laura y su nieta, Lidia Florencio, madre de la víctima, estuvieron a la vanguardia de esta protesta que inició frente al palacio municipal de esa demarcación.

Al llegar al Centro de Justicia exclamaron consignas contra el Ministerio Público, al cual acusaron de abandonar la investigación  de su hija y la de otras mujeres asesinas por condición de género.


Te sugerimos: Sujeto abusó de una niña de 9 años durante fiesta familiar en el EDOMEX


"Estamos cansadas las madres, las familias de recorrer este camino tan difícil y que no nos hagan justicia. Queremos que ya no haya más Dianas, más Fátimas, más Fernandas", dijo.

A Lorena Gutiérrez Rangel, otra de las madres que se congregaron para protestar en contra de los feminicidios y para exigir el esclarecimiento de estos; a ella le arrebataron a su hija Fátima, cuando tres sujetos la secuestraron, abusaron sexualmente y la asesinaron el 5 de febrero de 2015.

Con sólo 12 años de edad, los agresores de Fátima le fracturaron las muñecas y después la lapidaron, su madre se dice dispuesta a dar su vida para encontrar justicia para su pequeña.

La ironía del caso, es que Lorena encontró a los feminicidas de su hija por sus propios 15 días después del crimen. Aunque uno de ellos está preso, uno más en proceso vinculatorio y el tercero a punto de obtener su libertad, pues cuando mató a la niña, éste era menor de edad.

En 2014, Fernanda Sánchez de 18 años de edad, murió a manos de su pareja, pero en en ese momento, las autoridades calificaron la muerte de la joven como suicidio, meses más tarde reclasificaron el caso como feminicidio.

Sin embargo, María Magdalena Velarde Tepoz, madre de Fernanda, acusa que el feminicida sigue libre y le quitó la custodia de su nieto de un año y diez meses.

En 2017, mataron a sus otros dos hijos por denunciar y buscar justicia por su hermana, denunció la mujer.

ARM

 





Temas: