Para guardar la sana distancia, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, convocará únicamente a 500 personas en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México, con quienes dará el tradicional Grito de Independencia.

Durante su conferencia matutina, el presidente aseguró que no se permitirá un acto masivo en la Plaza de la Constitución, por lo que las personas que acudan el próximo 15 de septiembre estarán “bien separadas”.


Te sugerimos: Sheinbaum desconoce cómo se hará el Grito, pero dijo será “responsable”


El evento dijo que este año, el Grito tendrá un acto único, pues la convocatorio implicará que los 500 asistentes lleven antorchas para celebrar el Día de la Independencia.

“No me dejaron explicar: que sea (el Grito) con antorchas, de que sigue encendida la llama de la esperanza, porque así es, además. La gente mantiene la esperanza y es una fuerza muy poderosa. Eso se puede cuidar. En toda la plancha del Zócalo pueden estar 500 con representación de los 32 estados”, explicó el presidente.


López Obrador apuntó que los mexicanos podrán seguir la ceremonia del Grito desde sus casas y abundó que al día siguiente, el desfile no será igual que en otros años, sino que se tratará de un contingente reducido para que se guarde el distanciamiento social.

Temas: