Luego de ganar el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, Sergio Pérez celebró a lo grande junto a su equipo, amigos y otras figuras públicas, como el expresidente de México, Felipe Calderón.

En redes sociales se filtraron varias imágenes y videos de los festejos del piloto jalisciense, en los que se le aprecia eufórico y un tanto desenfrenado, y donde el alcohol no pudo faltar.


Te sugerimos: Brote de Covid-19 afecta a la Selección Mexicana de futbol


En uno de los videos se aprecia al ‘Checo’ despeinado, tambaleándose al bajar las escaleras de un yate, y con mucha dificultad para caminar, por lo que varias personas lo ayudan.

También se le captó aventarse en una alberca con el exmandatario mexicano, y en una fiesta con una mujer que no es su esposa, la cual parece hablarle al oído del veloz conductor de 32 años de edad.

Muchos internautas reaccionaron a estas imágenes, algunos lo apoyaron y compartieron la alegría del piloto, pero otros criticaron su celebración.

imagen-cuerpo

Tras la fiesta, llegó la ‘cruda realidad’ y no sólo física, también moral, pues ‘El Checo’ ofreció disculpas en redes sociales por la “muy mala fiesta” que pasó.

“Fue una mala fiesta que no supe controlar a la altura de la persona que soy, pero únicamente fue eso, una muy mala fiesta”, subrayó Pérez en su publicación


Te sugerimos: Atlas consigue el bicampeonato de la Liga MX


Respecto a la grabación donde se le aprecia con una joven desconocida, dijo que él está bien con su familia y su esposa y están más unidos que nunca.

“No hablaremos más de este tema, que solo hace olvidarnos el gran momento que estamos viviendo como familia. Gracias”, concluyó.


El pasado domingo 29 de mayo el automovilista mexicano se impuso en la caótica carrera del Gran Premio de Mónaco, por delante del español Carlos Sainz y del neerlandés Max Verstappen, el tercer podio de primer lugar en su trayectoria en Fórmula 1.

ARM

Temas: