Un niño de nacionalidad china estuvo a punto de morir tras arrojar un petardo a una alcantarilla, que al parecer guardaba un alto porcentaje de gas metano.

El incidente habría ocurrido el 11 de octubre en el condado de Kangle, provincia china de Gansu, en donde un grupo de menores se divertía haciendo travesuras, hasta que una de estas se salió de control.


Te sugerimos: “Me alegra que estés bien”: enfrenta a 2 y salva a jovencita de ser violada


Gracias al sistema de videovigilancia de esta comunidad se pudo apreciar el momento en que un pequeño decide reventar un cohete en el drenaje. No obstante, no mide el peligro y se coloca encima de la alcantarilla.

imagen-cuerpo

En un instante las risas pasan al pánico. La explosión hace volar varios metros al menor y el estruendo hace correr a los otros chiquillos que, espantados, buscan protegerse.


Te sugerimos: Amable hombre muere prensado en Periférico tras bajarse a ayudar en choque


Las imágenes muestran el resultado de jugar imprudentemente con explosivos y aunque la aparatosa escena parece que terminaría en tragedia, el niño sólo sufrió heridas leves y un gran susto.

Temas: