Una joven quedó completamente paralizada, luego de tomar una bebida, la cual contenía droga, dentro de un bar en Southend-on-Sea, Essex, Reino Unido

La adolescente identificada como Millie Taplin ingirió una "vodka y limonada", coctel que le ofreció un hombre extraño, misma que dejó de consumir después de dos tragos pues no le gusto. Sin embargo, minutos después comenzó a sentirse mal. 

De acuerdo con la denuncia de la madre, la joven estaba celebrando su cumpleaños número 18 en ese lugar, al cual asistió en compañía de unos amigos. 


Te sugerimos: "Seguimos en semáforo naranja": CDMX desestima reporte federal que coloca a la capital en rojo


El incidente ocurrió el pasado sábado 31 de julio, en el establecimiento conocido como ´MooMoo´, ubicado en el condado de Essex en Inglaterra. 

La chica quedó inconsciente y fue trasladada a un hospital cercano, donde reaccionó tiempo después detallando sus malestares entre los cuales señaló que perdió la visión, el habla y no sentía sus extremidades. 

"Fue realmente aterrador. En mi cabeza estaba allí, pero en mi cuerpo no lo estaba. Nunca me había sentido así. No quiero volver a pasar por eso nunca más", comentó.


Te sugerimos: Leonardo DiCaprio se lanza contra el Gobierno de México por quitar protección a la vaquita marina


Millie Taplin quedó paralizada durante más de cuatro horas en la clínica, tenía los ojos abiertos, su mandíbula apretada y los dedos agarrotados, refirió su mamá. 

Asimismo, a través de las redes sociales compartió el video del momento aterrador que sufrió su hija, con el objetivo de crear conciencia entre los jóvenes y no exponerse a ese tipo de situaciones. 

Por su parte los médicos informaron que después de analizar a la chica, se determinó que la bebida contenía una substancia "para paralizarla y otra para dejarla inconsciente".

GLE.

Temas: