Un venado canadiense, o uapití, mató al cazador Mark David, quien lo acechaba y ya lo había herido al clavarle una flecha en Oregon, Estados Unidos.

Las autoridades estatales narraron que el hombre ingresó a una finca en la ciudad estadounidense de Tillamook, donde se encontró con el animal y lo hirió con su arco. Sin embargo, este escapó, por lo que regresó al día siguiente para terminar su trabajo.


Te sugerimos: Cazadores furtivos matan a la única jirafa blanca de Kenia y a su cría


El dueño del terreno acompañó a David y al ubicar nuevamente al venado intentó rematarlo, pero el animal se defendió clavándole una de sus astas en el cuello.

La herida fue tan grave, que el cazador murió desangrado a los pocos minutos. No obstante, tras el ataque, sacrificaron al ciervo y su carne la donaron a una cárcel local.

El Departamento de Pesca y Vida Salvaje de Oregón señaló que la caza de dicha especie está permitida y se realiza por temporadas controladas.

 

Temas: