La tendencia mundial apuesta cada vez más por las energías renovables, en ese sentido, una de las áreas de mayor oportunidad es fortalecer la movilidad sostenible a través del uso de vehículos eléctricos, que dejen atrás los gases contaminantes producidos por los combustibles fósiles y la producción de gasolina.

Los vehículos 100% eléctricos o EV o BEV por sus siglas en inglés, Electric Vehicle o Battery Electric Vehicle, son aquellos autos impulsados por un motor completamente eléctrico cuya energía se almacena en baterías recargables que la transforman en energía cinética. No utilizan combustible. Se cargan desde la red eléctrica.

Por su parte, los vehículos híbridos enchufables o PHEV (por sus siglas en inglés), Plug-In Hybrid Electric Vehicle, cuentan con una batería más grande que los híbridos convencionales, a su vez cuenta con un motor eléctrico y uno de combustible. Esta funcionalidad permite el manejo en modo de combustión sin la preocupación de viajes largos o 100% eléctrico con la posibilidad de cargar la batería de manera enchufable o con alguna tecnología de regeneración.

Así, los vehículos híbridos o HEV por sus siglas en inglés, Hybrid Electric Vehicle, como su nombre lo indica, combinan un motor a gasolina tradicional, con un motor eléctrico. El motor eléctrico impulsa el vehículo hasta llegar aproximadamente a 60 kilómetros por hora. A partir de este punto, el motor a gasolina tradicional entra en funcionamiento. Cuando se presiona el freno, la energía se regenera y se almacena en una pequeña batería para utilizarse la próxima vez que se acelere, ayudando a reducir el consumo de combustible. Los vehículos híbridos convencionales requieren gasolina para su funcionamiento y no se cargan a la red eléctrica.


Te sugerimos: ¡Tiembla Doc. Brown! Sale a la venta el primer auto VOLADOR del MUNDO


Por último, una variante de los vehículos híbridos son los vehículos híbridos ligeros o Mild Hybrid Electric Vehicle (MHEV por sus siglas en inglés). Estos vehículos, ofrecen funciones de asistencia eléctrica, frenado regenerativo y paro/arranque del motor de combustión interna, mejorando el rendimiento de combustible del vehículo. Los vehículos Mild Hybrid son el escalón de entrada a la electrificación y permiten que los usuarios se familiaricen con estas tecnologías, dado que son generalmente más accesibles.

Adicionalmente existen Vehículos Eléctricos de Celdas de Hidrógeno (FCEV, por sus siglas en inglés, Fuel Cell Electric Vehicles), Utilizan hidrógeno comprimido y oxígeno para cargar la batería y proveer de energía al motor. Derivado de este proceso, se expulsa vapor de agua por el tubo de escape. La escasez de puntos de recarga de hidrógeno a nivel mundial, hacen que, hasta ahora, el número de vehículos sea bajo y por el momento no estén disponibles en nuestro país.

Temas: