La vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 que desarrolla la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) avanza en buenos términos, ya que entró a la primera fase de evaluación, la cual es empleada en animales.

Y se prevé que el tratamiento que está siendo desarrollado en la Máxima Casa de Estudios inicie pruebas clínicas en humanos en 2021, según informó en un comunicado Laura Alicia Palomares Aguilera, investigadora del Instituto de Biotecnología (IBt).

"Siempre hay riesgo de que este tipo de desarrollos no alcancen un resultado positivo; sin embargo, los puntos de control se han superado de buena forma. Esperamos en 2021 producir el material para evaluar en humanos; es decir, hasta ese momento arrancaríamos las pruebas clínicas", señaló.


Cabe mencionar que en el proceso de la vacuna participan especialistas de la UNAM, en conjunto con diversas instituciones y con el Gobierno de la Ciudad de México.

"Tenemos una comunidad científica madura a nivel internacional, con las mejores instalaciones para realizar esta vacuna. La UNAM cuenta con la tecnología idónea para avanzar en este proyecto", detalló Rosaura Ruiz Gutiérrez, secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la capital.


Asimismo, afirmó que aunque otros países podrían tener la vacuna antes, "México debe tener una propia; aunque se invierta más tiempo, se ganaría en efectividad".


Te sugerimos: El difícil proceso contra reloj para hallar una vacuna contra la epidemia


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen en el mundo 121 vacunas en etapas preclínicas de evaluación, mientras que tres se encuentran en la primera fase clínica.

Asimismo, se ha indicado que aunque el tiempo es apremiante en una emergencia de esta naturaleza, el lapso para crear una cura es prolongado y complejo.

Temas: