Semana Santa es el primer periodo vacacional largo del año, y muchas personas aprovechan para salir unos días de la ciudad, descansar, conocer otros lugares y también para disfrutar de las tradicionales celebraciones religiosas que se llevan a cabo alrededor del país.

Aquí tenemos 5 celebraciones de distintos estados de la República a las que, si te es posible, debes asistir. Recuerda seguir cuidando tu salud utilizando correctamente el cubrebocas y atender las medidas sanitarias, ya que probablemente estés rodeado de más personas.


Te sugerimos: Suspenden temporalmente a Sandra Cuevas como alcaldesa de Cuauhtémoc


Procesión en Taxco

Esta celebración es considerada una de las más imponentes de estas fechas. Se caracteriza por las procesiones donde aparecen personajes encapuchados, los encruzados, las ánimas, penitentes y flagelados.

Para esta ceremonia, que data de los años 1598 y 1600, los encapuchados deben prepararse todo el año física y espiritualmente y así se clasifican:

Los encruzados son quienes sostienen en su espalda un rollo de ramas de zarza de 2.5 metros de largo. Puede pesar hasta 50 kilos y va amarrado con un hilo especial llamado cabresto. Este hilo atraviesa su boca, lo que dificulta la respiración y andar.

Los penitentes y flagelados llevan cargando una cruz de madera de 6 kilos y 3 metros de altura. Por momentos sueltan la cruz para flagelarse.

Por último, están las ánimas. Aquí pueden participar mujeres y llevan piernas y brazos atados a cadenas gruesas, deben ir inclinados y cargando dos cirios en sus manos.

imagen-cuerpo

El Tewerichic de Chihuahua

Protagonizada por la comunidad rarámuri de Chihuahua, es una conmemoración única, ya que sincroniza la tradición prehispánica con la religión católica.

Esto es debido a que las fechas de Semana Santa coincidían con la celebración a las deidades de la luna y el sol de los rarámuris.

El Tewerichic es un ritual de Semana Santa como ningún otro. Mediante una danza, los rarámuris representan la lucha entre el bien y el mal, que resulta en la victoria de los soldados (aliados de Dios) por sobre los chabochis (guerreros del Diablo).

imagen-cuerpo

La Procesión del Silencio de San Luis Potosí

Tradición que se celebra cada Viernes Santo en la capital potosina, data de los tiempos de la Colonia, aunque su versión moderna venga de los años 50.

Es un desfile masivo de cofradías, que son asociaciones de fieles católicos. Cada cofradía está vestida con su atuendo propio y suele variar en colores y motivos.

Esta procesión es de carácter penitencial, por ello muchas de las cofradías participan con el rostro cubierto por una capucha y algunas incluso llevan cadenas atadas a los tobillos. Se realiza en completo silencio, que solo es interrumpido por trompetas en ciertos puntos del recorrido.

imagen-cuerpo


Te sugerimos: [VIDEO] Captan Vocho real que avanza al estilo de Los Picapiedra


Viacrucis en Oaxaca

Además del tradicional Viacrucis y la Procesión del Silencio que se llevan a cabo en la capital del estado, el Viernes Santo se colocan altares dedicados a la madre de Dios.

Estos altares se preparan con anticipación desde la siembra del maíz en macetas de barro claro. Se trata de figuras de animalitos trabajados en arcilla porosa para que germinen los granos de chía con una singular coloración y con los que se adornan las gradas del altar.

Estas tradiciones se compaginan con la Expo Feria Artesanal de Barro Negro, la venta de alebrijes y tapetes de lana en Teotitlán del Valle, que atraen gran número de turistas.

imagen-cuerpo

Sacrificios de gallos en San Juan Chamula

Quizá esta sea una de las tradiciones más excéntricas que puedas conocer en Semana Santa, ya que San Juan Chamula es un pueblo chiapaneco que se caracteriza por mezclar las creencias católicas con la santería.

Humo de incienso, liturgias con bendición de agua y fuego, sacrificios de gallos y ofrendas de refrescos de cola a Jesucristo forman parte de estos exóticos rituales.

imagen-cuerpo



Temas: