La titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto, envió una carta a Levi's México, y otra al colectivo Dracco Textil, que colaboró con Levi's para pedirles que expliquen públicamente con que fundamentos se privatiza y comercializa una propiedad colectiva, refiriéndose a los bordados utilizados en las prendas.

Frausto hizo un llamado enérgico para que Levi's México y Dracco Textil trabajen respetuosamente con las comunidades creativas de México.

"Se trata de un principio de consideración ética que, local y globalmente, nos obliga a hacer un llamado de atención y poner en la mesa de la discusión pública un tema impostergable: proteger los derechos de los pueblos originarios que históricamente han sido invisibilizados", señaló la funcionaria.


Y es que Levi's México y Dracco Textil no pidieron autorización para utilizar bordados pertenecientes a la cultura mazateca de la comunidad San Felipe en Jalapa de Díaz, Oaxaca, para la colección Levi's Premium y Original Trucker Jacket, que incluye chamarras y pantalones.

La dependencia indicó que la compañía no utilizó el "mecanismo adecuado para obtener el permiso de dicha comunidad".

Incluso Alejandra Frausto citó en sus cartas a la Ley Federal de Derechos de Autor del Estado Mexicano, que señala que las obras "no se pueden utilizar sin la autorización por escrito del pueblo o comunidad titular".

La legislación también exige una "retribución justa y equitativa en beneficio de los titulares de los derechos".

Temas: