Real Madrid se impone 3 por 1 al Atlético de Madrid con un arbitraje polémico.

Un penal dudoso y un gol anulado a los 'Colchoneros' nublan la actuación merengue en el derbi madrileño, que con esta victoria escala a la segunda posición de La Liga.



El cuadro blanco salió al Wanda Metropolitano feroz y con el deseo de recortar puntos, sin embargo, su triunfo se vio opacado por las decisiones arbitrales. Al minuto 43, el silbante, Xavier Estrada Fernández, señaló como penalti una falta al borde del área de José Giménez sobre Vinicius Júnior. Posteriormente,  anuló un gol de Álvaro Morata, el cual significaba el empate a dos.  Para culminar su dubitativa participación, no revisó una supuesta falta en el área sobre el mismo Morata y también terminó por expulsar a Thomas al minuto 80.



A pesar de las polémicas producidas por  el arbitraje, el derbi madrileño fue un partido  emocionante, jugado de norte a sur

. Los 'Merengues' se fueron al frente al minuto 16, con un gol de Casemiro. El mediocampista brasileño gozó de libertad durante un tiro de esquina, al punto de que se tiró una tijera para poner el primer tanto del partido.



Los rojiblancos no se achicaron y respondieron enseguida. Antoine Griezmann se escapó de la zaga blanca y ante la salida del arquero, Thibaut Courtois, definió entre sus piernas. Ninguna escuadra cesaba, aunque el Real Madrid tenía más claridad en sus embates comandados por Vinicius. La joven promesa selló un semana perfecta, en la cual, el miércoles desafío al Barcelona y hoy al Atlético de Madrid.  Y antes de ir al descanso, el atacante de 18 años fue derribando en los linderos del área  por Giménez y Sergio Ramos, terminó por capitalizar el penalti decretado.



Al  inicio de la segunda parte, los 'Colchoneros' por medio de Morata encontraron el desequilibrio deseado. No obstante, cuando por fin encontró la gloria, su tanto fue anulado por un fuera de lugar apretado del español.  Y  a los pocos minutos, el reciente refuerzo rojiblanco, volvió a poner en duda el trabajo del silbante. Ya que fue derribado en el área y sin revisión del VAR, se decidió no marcalo. Ya con Atlético desbordado, el cuadro blanco finiquito el partido con una contra finalizada por el recién ingresado, Gareth Bale.



Ahora, el Atlético de Madrid visitará al Rayo Vallecano el 16 de febrero. A su vez, al día siguiente, el Real Madrid recibirá al Girona.



Te puede interesar: 


El surf mexicano ya tiene boletos para los Juegos Panamericanos


Tigres venció a unos deslucidos Tiburones, y lograron su tercera victoria consecutiva


Adriana Jiménez comenzará en abril su temporada competitiva

Temas: