Un juez ordenó, a petición de la Fiscalía General de la República (FGR), prisión preventiva a Laura Bozzo en el Reclusorio de Santiaguito ubicado en el municipio de Almoloya de Juárez, Estado de México, por un delito fiscal. 

De acuerdo con las autoridades, la presentadora de televisión deberá ingresar al penal por su propia voluntad, luego de que la FGR obtuvo esta medida cautelar, debido al riesgo de fuga, ya que la conductora de origen peruano no acreditó cuál es su domicilio permanente. 

En caso de que la acusada no se se entregue voluntariamente a las autoridades mexicanas, la fiscalía irá tras ella, para aprehenderla. 

A la peruana se le acusa de cometer delito fiscal, ya que vendió un inmueble que estaba embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el cual garantizaba el pago de un adeudo por 13 millones 769 mil pesos, que ella tenía con la dependencia. 


Te sugerimos: Garantiza SEP regreso seguro de los alumnos a las aulas el próximo 30 de agosto


Lo anterior, debido a que en mayo de este año, Laura Bozzo solicitó un acuerdo reparatorio con el SAT, para pagar el adeudo fiscal y, con ello, evitar ir a la cárcel, por lo que logró ampararse y así permanecer libre. 

Es por ello, que la ‘señorita Laura’ se convirtió en ‘depositaria infiel’ de dicho inmueble y al venderlo incurrió en fraude, por lo que podría ser acreedora a una pena de tres a nueve años de prisión

Sus problemas legales con el SAT en México iniciaron en 2018, cuando se le notificó a la conductora de Televisa que no había pagado Impuesto Sobre la Renta (ISR), Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), así como el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), por sus actividades realizadas en el país. 


Te sugerimos: ¡Hay trabajo! Iztacalco anuncia FERIA DEL EMPLEO y estos son los requisitos


En ese momento, Bozzo aseguró que ella no tenía conocimiento de nada, puesto que quien se encargaba de esos temas eran sus contadores, a quienes acusó de mal manejo de sus cuentas. 

Dos años después, ante el riesgo que sufría de ir a la cárcel, debido a que el delito era calificado como grave y ameritaba prisión preventiva oficiosa presentó una demanda de amparo, la cual fue aprobada en su momento con la condición de realizar el pago correspondiente a la dependencia, por el adeudo. 

Por ello, el SAT embargó la propiedad de la mujer para garantizar dicha liquidación, misma que vendió indebidamente y por lo que ahora deberá ir presa. 

GLE.

Temas: