Este jueves 12 de mayo se confirmaron los primeros cuatro casos de hepatitis aguda infantil en el estado de Nuevo León, por lo que aquí te decimos lo que se sabe hasta el momento de esta enfermedad.

Hasta el momento se han registrado alrededor de 300 contagios en países como Noruega, Francia, Italia, Irlanda, Dinamarca, Estados Unidos, Israel, España y Reino Unido.

Las autoridades sanitarias de Europa han clasificado la hepatitis aguda infantil como de origen desconocido, ya que aún no han encontrado el agente causal específico.


Te sugerimos: Detectan en Nuevo León los primeros casos de hepatitis infantil en México


El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), que hasta el momento está investigando más de 100 casos de hepatitis pediátrica de causa desconocida en 25 ciudades de Estados Unidos, y cinco niños que han muerto en los últimos siete meses a causa de la afección, ha detectado que la edad media de los pacientes ha sido de 2 años.

Asimismo, la calificó como grave, ya que 90% de los niños fueron hospitalizados y el 14% requirió trasplantes de hígado.

Como hasta el momento no se sabe exactamente de dónde proviene esta enfermedad o qué la origina, la CDC está investigando varias posibilidades, incluida una reacción inmunitaria a una cepa de adenovirus y cofactores infecciosos/ambientales, como la exposición a animales.


Te sugerimos: Gobierno de la CDMX presentará 'La tormenta perfecta', documental sobre el combate al Covid-19


Hasta el momento no se asocia con el Covid-19, ya que ninguno de los pacientes estudiados tenía el virus activo; sin embargo, no lo descartan como un factor y lo calificaron como "una hipótesis que se sigue analizando".

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis?

Cuando un menor de edad se enferma con hepatitis no siempre tienen síntomas, especialmente si tiene menos de seis años de edad, pero algunos signos de alertas son:

  • Decaimiento y cansancio
  • Dolor de huesos y músculos
  • Diarrea
  • Vómito
  • Dolor abdominal
  • Piel amarillenta
  • Ojos amarillentos
  • Ausencia de color en los excrementos
  • Orina de color jugo de manzana
  • En muy pocas ocasiones hay fiebre

Todas las hepatitis son enfermedades transmisibles de una persona a otra, por ello para prevenirlas es necesario:

1.Mantener la higiene en los cambios de pañales, durante el proceso de control de esfínteres y cuando el niño ya acude por sí mismo al baño.

2. No hay que tocarse la boca con las manos sucias.

3. Es fundamental comer alimentos bien cocidos y agua purificada o hervida.

4. Evitar la ingesta de alimentos cárnicos crudos.

5. Mantener los desechos del baño en bolsas de plástico cerradas.

6. Lavar las manos de los menores de edad con regularidad, especialmente antes de comer y después de ir al baño.

7. Vacunarse con la inmunización de la hepatitis B y para ello hay que preguntar al pediatra porque esta vacuna no está en la Cartilla Nacional de Vacunación.

Temas: