Las declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de que no comprará vacunas contra Covid-19 para niños,  abrió un debate sobre el tema.

Pero aquí te decimos qué dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) al respecto:

"Por lo general, las vacunas se prueban primero en adultos, y solo más tarde, cuando se ha demostrado que son seguras para los adultos, se evalúan en niños, ya que estos todavía están creciendo y se están desarrollando. Además, se ha visto que la Covid-19 es más grave y peligrosa entre las poblaciones de mayor edad", indica en su sitio oficial.


Asimismo, establece que la vacuna Pfizer/BioNTech es la única, hasta el momento, aprobada para niños, pero sólo de 12 años en adelante.

Esta vacuna se puede ofrecer a los niños de 12 a 15 años, los cuales, indica,  corren un mayor riesgo de contraer una forma grave de Covid-19, junto con otros grupos prioritarios en la vacunación.


Te sugerimos: ¿Qué hacer si un NIÑO tiene SÍNTOMAS de Covid-19?


"Se están realizando pruebas de vacunas en niños, y la OMS actualizará sus recomendaciones cuando la evidencia o la situación epidemiológica justifiquen una modificación de la política", aclara.


Y es que los estudios han demostrado que los adolescentes superan los riesgos conocidos de miocarditis o pericarditis que se han reportado en adultos jóvenes, después de la vacunación.

Estados Unidos está vacunando a niños de entre 12 y 15 años. En México, la vacuna Pfizer-BioNTech fue aprobada el 24 de junio por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para su aplicación a partir de los 12 años.


Te sugerimos: VACUNACIÓN contra COVID en NIÑOS MEXICANOS mayores de 12 años sería hasta octubre, contempla AMLO


La OMS se señala que debido a que el suministro de las vacunas en todo el mundo sigue siendo limitado, es prioridad vacunar a aquellas personas que corren un mayor riesgo de contraer una forma grave de la enfermedad y que, en muchos lugares del mundo, todavía no han sido vacunadas.

"La mayoría de los niños presentan un riesgo bajo de contraer una forma grave de la enfermedad, y lo que se pretende al vacunarlos es sobre todo reducir la transmisión, lo que también se puede lograr mediante las siguientes medidas de salud pública: mantener la distancia de seguridad interpersonal, lavarse las manos con frecuencia, estornudar y toser en la parte interna del codo, llevar una mascarilla si ello es apropiado para la edad y evitar los espacios muy concurridos y mal ventilados", establece el organismo mundial.


Andrés Manuel López Obrador informó que en agosto se tiene planeado el regreso a clases presencial de alumnos de educación básica, a lo que grupos de académicos y padres de familia se oponen.

Temas: