Desde la llegada de Bruno Marioni al banquillo de Pumas, el sello característico de la casa ha sido la garra y pelear hasta los últimos minutos. Hoy no fue la excepción, así los universitarios vinieron de atrás y en el último tramo del encuentro consiguieron el empate a dos goles con Monarcas.



Reponerse de una desventaja considerable deja al equipo anímicamente en buenos términos, pero no ayuda mucho para su objetivo, clasificarse a liguilla.



Los del Pedregal corrieron hasta el último minuto con tal de sacar los tres puntos en casa. Sin embargo, los errores puntuales, complicaron ese propósito. En un principio, un gol de vestidor de Gastón Lezcano hizo remar contra corriente a los felinos desde el minuto 1.



Con buenas salidas y un penalti atajado, Alfredo Saldívar, mantuvo vivo a Pumas en el encuentro. No obstante, Monarcas no volvería a desaprovechar una oportunidad desde los once pasos y al 50, Mario Osuna puso el 2 por 0.



El empuje que los auriazules necesitaban, lo dio Juan Iturbe y con la colaboración del arquero Sebastián Sosa, redujo la distancia en el marcador con tiro lejano.



Pumas no paró de insistir y la encomienda se facilitó gracias a un cuadro purépecha que salió del descaso a guardar el resultado.



Era cuestión de tiempo, dos travesaños, múltiples de centros y disparos prometedores, sin embargo no caía el tanto.Hasta que por fin, Felipe Mora logró embocar un centro al 74, para corregir la primera tarde accidentada.



Ahora a Pumas le espera una semana ajetreada; el martes recibirán a Dorados en los cuartos de final de Copa MX y el viernes visitaran a Puebla en la liga. Por su parte, Monarcas recibirá a Lobos BUAP el mismo 15 de marzo.

Temas: