Las noticias e información que se comparte sobre la actividad volcánica en el mundo, pueden poner en alerta a las personas que viven cerca de uno, como es el caso del Popocatépetl, ubicado en el centro del país, en los límites de Morelos, Puebla y el Estado de México.

Por eso aquí te dejamos estos datos sobre este emblemático volcán.

-Activo por 27 años-

El Popocatépetl es un volcán que ha mantenido una actividad estable por 27 años, siendo uno de los más monitoreados por el Comité Científico Asesor para el Volcán Popocatépetl, del Sistema Nacional de Protección Civil integrado por especialistas de la UNAM y del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Ana Lilian Martín del Pozzo, integrante de este comité, comenta que "se trata de un volcán activo, y por eso siempre tenemos que estar pendientes y alertas... estudiamos cenizas, cada vez que hay alguna emisión vamos y recolectamos las muestras, para ver si hay algún cambio en los materiales que salen. De hecho, revisamos los registros de los magnetómetros y el procesamiento de esas señales, para ver si hay alguna variación o señales que pudiéramos relacionar con algún aumento en la actividad".

-¿Hará erupción?-

En los últimos 27 años, se han desatado rumores de una posible explosión, y cada que algún volcán del mundo registra una, la preocupación en México de que suceda eso con el Popocatépetl, crece. Al respecto, Ana Lilian comenta que, aunque la actividad del Popocatépetl este año ha sido mayor que el año pasado, si se compara con años anteriores, ha sido menor.

Cuando se realizó el mapa de peligros y su actualización, se plasmaron los posibles escenarios de lo que podría suceder. Y el escenario que menos ocurre es el de grandes explosiones, y hay un lapso muy grande entre ellas.

El escenario que se repite de forma mediana es el de emisiones como la que hubo en el año 2001, cuando hubo incluso tuvo nubes ardientes y acumulación de ceniza que bajaron por el lado noreste del volcán.

Y, por último, están las más comunes, que son las que hoy en día ocurren.

Las emisiones más grandes ocurren cada mil a tres mil años y las que son aún mas grandes que esas, cada 20 mil años, cuando los volcanes colapsan completamente. Es el último de una serie de volcanes que han colapsado y que les nace uno nuevo: el Tlamaca, el Expayantla, Ventorrillo y el Popo.

-¿Sólo cenizas?-

Aunque algunas erupciones como la de La Palma, sean muy llamativas, no es una de las más grandes. Los volcanes que tienen derrames de lava y va bajando por las laderas, son menos peligrosos. Cuando ocurrió la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, la gente se quedaba observando de frente las nubes ardientes y no sabían que eran letales.

Esas nubes ardientes fluyen muy rápido y son las que históricamente, en México, han tapado poblaciones, por ejemplo en Amecameca o en Cholula.

La gente tiene que saber que en el caso del Popocatépel el fenómeno más frecuente de estas erupciones es la emisión de cenizas. Se tienen cenizas muy seguido, a veces todos los días, y en algún periodo del año, por ejemplo en verano, el viento trae esta ceniza a Ciudad de México, y durante el invierno las cenizas se van hacia el lado de Puebla por el tipo de vientos.

Estas cenizas pueden afectar los ojos, la piel, dañan las vías respiratorias, entran a la nariz, garganta, al tracto respiratorio, y si son muy finas, pueden entrar mas profundo.

El uso de cubrebocas se propuso desde antes de la pandemia, también el evitar lo más posible las actividades al aire libre en caso de caída de ceniza, y se trabaja con los campesinos para que sepan cómo deben protegerse.

El mapa de peligros del volcán está disponible en línea, y es importante conocerlo para saber qué zonas del volcán pueden ser afectadas por distintos fenómenos. También debemos estar atentos a las recomendaciones de Cenapred para el lugar en el que vivimos.

-Recomendaciones-

Hay que estar muy bien informados, investigar de dónde viene la información, que sean fuentes documentadas de vulcanólogos especializados que sepan del Popocatépetl, informarse de fuentes oficiales como el Instituto de Geofísica, Cenapred, el Sistema de Protección Civil, menciona Ana Lilian.

Entre las recomendaciones que Ana Lilian menciona, están: evitar barrancas en tiempos de lluvia, evitar acercarse a 12 km del volcán, ya que hay fragmentos balísticos que salen con la velocidad de una bala, cuidarse de las cenizas y sus efectos, conocer el mapa de peligros de la zona donde se está, saber qué es posible, y que no. Evitar subir al cráter para tomar fotos internas, es como si una persona entrara a una mina que está dinamitando.

Otro peligro es los lahares, que son mezclas de lodo y fragmentos que fluyen como cemento, y al mezclarse con la lluvia, bajan por las barrancas de forma erosiva, es por eso que las personas deben evitar las barrancas.

Información de Gaceta UNAM.

Temas: