El pasado 27 de agosto, Salvador Gómez y su esposa compraron en la página de Internet de las tiendas Sears un teléfono Iphone SE, sin embargo, cuando llegó el pedido se llevaron una desagradable sorpresa.

De acuerdo al joven, era la primera vez que adquirían un producto de esa cadena comercial, además no tenían tarjeta de la tienda, por lo que la solicitaron en línea.


Te sugerimos: ¡Como si fuera perrito! Captan a mujer paseando a tigre en Plaza Antara


Luego de consultar varios precios, se decidieron por dos equipos que ofrecía Sears, pues su precio era bastante accesible para ellos.

Una semana más tarde, revisó el estado del pedido, en donde le indicaron que uno de los teléfonos estaba agotado, por lo que le reembolsaron el dinero días después.

Para el 4 de septiembre, fueron notificados de la llegada del otro celular para el lunes 7 de septiembre.


Te sugerimos: Inteligencia Artificial recrea rostro de Cristo; lo más fiel hasta ahora


A las 10:30 de este día, el paquete con el presunto celular llegó a las 10:30 horas, a través de la empresa de paquetería DHL. Al abrir el paquete lo que encontraron causó la sorpresa y enojo de la pareja.

En vez del equipo telefónico, en la caja con sellos de Sear, había un envase de un jugo de guayaba de la marca Boing.

Inmediatamente, Salvador Gómez llamó a la tienda donde compraron el móvil, quienes le aseguraron que levantaron el reporte y se comprometieron a devolverles el dinero en un plazo de cinco a 10 días hábiles.    


ARM


Temas: