Por Verónica Chavarría 


El Poder del Consumidor otorgó la mención especial a los Panditas de Ricolino como 'El producto más radioactivo' durante la entrega de antipremios.



Nadie imaginaría que esos dulces y deliciosos pandas en rojo, amarillo, azul y verde serían un peligro para la salud, sin embargo son tóxicos por sus colorantes derivados del benceno (componente del petróleo). 



Te sugerimos: 

15 alimentos que creías saludables, pero NO lo son

Sorprendentes beneficios de las palomitas de maíz

¿Cómo afectan a tu hijo los Panditas de Ricolino?


De acuerdo a la radiografía Panditas, gomitas de grenetina, de Ricolino, este producto es un detonador del trastorno de hiperactividad y déficit de atención en los niños.

En los menores que han sido diagnosticados con el trastorno, los colorantes derivados del petróleo, presentes en los Panditas de Ricolino, intensifican el grado de hiperactividad y/o déficit de atención por ser alergénicos e inflamatorios, por lo que  impactan negativamente en la conducta.


Ricolino apuesta por lo barato y dañino


El color de los Panditas Ricolino sólo tiene un propósito, el cual es darle color a estas gomitas de dulce.

Ricolino tiene la posibilidad de usar colorantes que no afecten la salud de los niños, sin embargo prefiere usar los que son derivados del petróleo porque son más económicos, señala el estudio del Poder del Consumidor.



Te recomendamos: 

Lechita de vainilla Santa Clara, ‘bomba’ que altera conducta de los niños: El Poder del Consumidor

¿Adiós a las sincronizadas? Tortillinas Tía Rosa pueden causar daño en riñones y causar bronquitis

Producen sobrepeso, obesidad, diabetes y otras enfermedades


Una bolsa de Panditas Ricolino de 115 gramos es equivalente a 12 cucharadas de azúcar, lo que significa 262% al 314% del total de azúcar máxima tolerable diaria para los menores, y el 236% del azúcar máxima tolerable de todo un día para un adulto, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Consumir una bolsa completa de Panditas de Ricolino de forma constante puede desarrollar sobrepeso, obesidad, diabetes y otras enfermedades metabólicas.



De acuerdo a la valoración del Poder del Consumidor, las Panditas de Ricolino no se recomiendan para el consumo de niños por su presencia de colorantes derivados del petróleo.

Te puede interesar: 

Por ‘tóxicos y mentirosos’, Tigre Toño y Melvin pueden desaparecer de cereales Kellogg´s

Suavizantes para la ropa, ‘bombas aromáticas’ peligrosas y que provocan trastornos