Luego de casi siete meses en los que el futbol mexicano no pudo contar con aficionados en los estadios por la emergencia sanitaria del coronavirus, la Liga Mx informó que a partir de la próxima fecha 13 se podrá contar con un aforo del 50% en los partidos del Guard1anes 2020.

De acuerdo con un documento de la Liga, los equipos deberán contar con diversas medidas de seguridad las cuales fueron avaladas por las autoridades del sector salud del país y las cuales indicaron que la asistencia a los estadios dependerá del semáforo epidemiológico en los estados de los equipos.


Te sugerimos: Eliminar fideicomiso afectaría a Raúl Jiménez, Jesús Corona y Ana Guevara


Entre las medidas de sanidad que serán aplicadas, además de la sanitización constante de las instalaciones, aplicación de gel antibacterial, tomar la temperatura de los asistentes al ingresar al inmueble y uso de cubrebocas, se encuentran:

  • Queda prohibido el acceso a niños menores de 12 años.
  • No se permitirá fumar en las gradas ni dentro de las instalaciones de los estadios.
  • No habrá venta de boletos para barras y grupos de animación.
  • Los boletos serán vendidos de forma electrónica. Taquillas permanecerán cerradas.
  • ‘Aplicación de política estricta sobre el contacto con los aficionados (no saludos, no abrazos)”.
  • Tampoco se permitirán banderas, trapos, instrumentos musicales, trompetas, cartulinas y pirotecnia.
  • La venta de boletos se limitará a cuatro entradas por familia
  • Los estadios deberán proporcionar cubrebocas para los aficionados que no lo porten
  • Los puntos de venta de bebidas y alimentos deberán hacer el cobro con tarjeta de débito o crédito
  • Si un aficionado presenta síntomas, será aislado y será evaluado por personal médico
  • Quedan prohibidos los regalos (camisetas, banderines, etc.), por parte de patrocinadores
  • El personal de seguridad podrá hacer revisiones corporales a los aficionados de manera aleatoria

Por otro lado, se señaló que cada uno de los clubes, se deberán hacer cargo de delimitar de manera visible las butacas que se podrán y las que no se podrán utilizar durante la instancia de las personas en el estadio.

Cabe señalar que el protocolo de la toma de temperatura, exige que en caso de registrar 37.7 grados o más, el aficionado será apartado y se le volverá a aplicar la lectura después de 10 minutos; en caso de persistir la alta temperatura, será canalizado con personal médico para su evaluación.



Temas: