Uno de los platillos más tradicionales durante estas fiestas patrias es el pozole y si estás pensando en cenar o comer este delicioso platillo nacional, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) te da algunas sugerencias para degustarlo sin ninguna culpa.

Un plato de pozole con aproximadamente 300 mililitros contiene un estimado de 600 kilocalorías, pero puedes hacerle algunos cambios para evitar que contribuya a un tema de sobrepeso.

La supervisora de Nutrición del IMSS, Alma Belén Membrilla, dio algunas recomendaciones:

"La sustitución de la carne de cerdo por la de pollo, las tostadas fritas por horneadas o al comal, y la crema común por otra baja en grasa podría reducir hasta en 50 por ciento la cantidad de kilocalorías que se ingieren en un plato de pozole", explicó.


Asimismo, dijo que este platillo se puede preparar con pollo deshebrado, champiñones, pimientos rojos y verdes para sazonar y servirlo con suficientes rábanos, lechuga, orégano y limón al gusto.


Te sugerimos: Por segundo año consecutivo, Grito de Independencia será sin verbena y sin público


La especialista también sugirió que si se tiene previsto acudir a alguna cena tradicional, se puede comer algo ligero antes, que incluya jícama, zanahoria o pepino, y, de esta manera, evitar la ingesta abundante de frituras, empanizados, capeados, crema, mayonesa, mantequilla y tostadas fritas.

Asimismo, recomendó moderar el consumo de bebidas alcohólicas porque contienen calorías sin ningún aporte nutrimental.

Temas: