Ante el rumor de que el medicamento para tratar el lupus y la artritis funciona para combatir el Covid-19, el Gobierno de la Ciudad de México y la Secretaría de Salud federal estudian su funcionalidad en pacientes confirmados con coronavirus.

La jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y la secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (Sectei), Rosaura Ruiz Gutiérrez indicaron que el estudio lo coordina el Instituto Nacional de Nutrición.


Te sugerimos: Gobierno advierte a mexicanos: “#Quedateencasa Es la última oportunidad para evitar propagación rápida del coronavirus


Detallaron en conferencia virtual que se trata de monitorear el comportamiento de 262 pacientes.

El primer grupo de 131 pacientes se le dotó de hidroxycloroquina durante 10 días, y al segundo grupo de 131 pacientes se lo recetó hidroxycloroquina y Azitromicina por 10 días.

El objetivo es advertir cómo están reaccionando a este tratamiento.

La versión de que el medicamento que atiende al lupus surgió luego de que el médico francés Didier Raoult informara que 25 pacientes con coronavirus tuvieron una respuesta positiva al suministrarle hidroxicloroquina.

Además de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump informó por medio de su cuenta de Twitter que la hidroxicloroquina era efectiva al Covid-19, por lo que se le utilizaría para combatir la pandemia.

-Estudian a médicos y enfermeros infectados por Covid-19-

Además se informó, también se desarrolla una investigación en médicos y enfermeros infectados con Covid-19 y que no han presentado síntomas.

“Se ha discutido si los portadores asintomáticos pueden ser transmisores, entonces en los institutos del INER, Nutrición, INMEGEN, etcétera, se va a hacer este trabajo para ver si portadores asintomáticos pueden contagiar”, detalló la titular de Ruiz Gutiérrez.

La intención, expuso, es conocer la prevalencia de infecciones asintomáticas en los trabajadores de la salud y en contactos de pacientes con Covid-19.

Sumado a que se busca medir el efecto de este estudio en la frecuencia de infecciones graves que requieren hospitalización en los centros de salud de la capital.

“Se va a hacer primero entre los trabajadores de la salud, porque nos importa mucho que médicos, médicas, enfermeros, enfermeras, tengan conocimiento de que en cuanto tengan síntomas van a poder tener acceso a esta prueba y van a poder ser parte, si así lo consideran ellos, de un protocolo de investigación”, comentó.

 


Temas: