Debido al estrés que ha causado la pandemia del coronavirus Covid-19, una empresa que organiza shows de terror ha puesto de moda una macabra atracción en Japón, para quitar la tensión y olvidarse del virus.

El coordinador de estos eventos ahora arma sesiones para que los clientes se encierren durante 15 minutos en un ataúd y grite todo lo que pueda para sacar el estrés.


Te sugerimos: Microbuseros arman 'Club de la Pelea' para sacar el estrés de la cuarentena


"La pandemia es estresante, y esperamos que la gente pueda obtener un poco de alivio con un buen grito", afirmó a Reuters el coordinador de Kowagarasetai, Kenta Iwana.

Contó que en estos tiempos de pandemia, gritar en público puede propagar el virus, por lo que se le ocurrió que las personas pueden meterse a un ataúd como una solución perfecta para garantizar la seguridad.

Señaló que se trata de  todo un espectáculo,  ya que no nada más se meten a un ataúd común,  sino  que es un féretro con ventanas y el participante escuchará durante su encierro una leyenda de fondo, tras la cual la habitación se llena de cadáveres, fantasmas y personajes que hacen todo lo posible para darle al cliente un buen susto.

La experiencia dura 15 minutos y está disponible por un precio relativamente bajo de 800 yenes (aproximadamente 7,6 dólares).


Te sugerimos: 'Susana Distancia' combate ansiedad y estrés de niños en cuarentena


"Se han cancelado muchos eventos debido al coronavirus y estaba buscando una manera de deshacerme del estrés. Ahora me siento relajado", afirmó un invitado de Kowagarasetai, entrevistado por la agencia.

Según Iwana, una gran ventaja de los ataúdes es que son fáciles de mover, y todo lo que se necesita hacer es ponerlos en una habitación oscura.

agch

Temas: