Los octavos de final de la pasada edición de la Eurocopa 2021 dieron grandes sorpresas al quedar eliminadas las oncenas favoritas de Francia, Portugal, Holanda y Alemania. Estos inesperados 'fracasos' seguramente sorprendieron no sólo a los aficionados, sino a las casas de apuestas en chile y patrocinadores como betway.

Y es que quien iba a esperar que Suiza le ganase a la que hasta ese entonces era la campeona vigente de la Eurocopa, Francia, mientras que Ucrania hacía historia al ganarle a los escandinavos de Suecia.

Sin embargo, en la Eurocopa se han vivido otras 'desilusiones' de mucha índole, las cuales rememoraremos a continuación.

Yugoslavia en la Euro de 1976 

Alemania era la favorita debido a su enorme potencial que había mostrado y, además, era la campeona mundial vigente de aquel entonces. De hecho, los germanos habían llegado a la final de aquella Eurocopa de manera invicta, ¿Cómo no pensar que iban a ganar el torneo? Sin embargo, aquella nueva generación de futbolistas yugoslavos iba prestos y dispuestos a romper a la toda poderosa Alemania.

La oncena yugoslava plantó una férrea resistencia a los teutones hasta llevarlos a los tiros penales. Allí, el delantero yugoslavo Panenka, marcó un gol que además de convertir a su equipo en campeón, pasó a la historia como uno de los mejores y actualmente vigente: Esperar a que el portero se lance y cobrar un disparo suave y por el medio.

Gracia en la Euro del 2004 

De ser considerado como uno de los equipos más modestos de Europa, los helenos se crecieron en la euro de 2004 como los propios dioses del olimpo. Grecia se había crecido en aquel torneo y llegaron a la final tras vencer a grandes equipos como Francia y República Checa. Su oponente era la gran favorita de Portugal, pues además de jugar en casa, la selección lusa contaba con grandes estrellas tales como: Deco, Figo y Cristiano Ronaldo.

Muchos habían asegurado en aquel entonces de que los griegos estarían ya más que satisfechos con su actuación por lo que subestimaron a los helenos de que podrían ganar la final. No obstante, al segundo tiempo de esa final, Angelos Charisteas, dio el magistral cabezazo que sello la victoria de los helenos ante los lusos.

La Euro "vikinga" de 1992 

Sin duda uno de los mayores batacazos de la historia de la Eurocopa se dio en el año 1992 en Suecia cuando Dinamarca hizo historia y rompió "todas las quinielas y apuestas". Los vikingos daneses llegaron a la euro del 92 siendo considerados prácticamente de "cenicientas" pues muchos ni siquiera contemplaron que los escandinavos participarían en aquel torneo.

Sin embargo, los vikingos daneses contaban entre los suyos con jugadores estrellas como: Peter Schmeichel, Brian Laudrup y Henrik Larsen los cuales a medida que avanzaban a las finales, se crecían como los dioses. Una de las estrellas indudablemente fue Peter Schmeichel el cual paró varios goles cantados, impidiendo así el triunfo a equipos como Holanda y la campeona mundial, Alemania, en la gran final.

Temas: