Los jugadores de Alemania se cubrieron la boca para la foto de su equipo antes del partido inaugural de la Copa del Mundo como protesta por la represión de la FIFA para usar brazaletes contra la discriminación que existe en el país anfitrión, Qatar.

El equipo se alineó en la formación tradicional antes del partido del miércoles contra Japón y cada uno de los 11 jugadores se tapó la boca con la mano derecha.

Parecía ser una respuesta a la advertencia de la FIFA a las siete federaciones europeas, incluida la alemana, de que los jugadores serían penalizados si usaban brazaletes de colores que decían "One Love" como símbolo de inclusión y diversidad. 


Te sugerimos: Selección Mexicana en riesgo de ser descalificada por cántico homofóbico contra polacos


Y es que los capitanes de los siete equipos de la federación tenían previsto llevar los brazaletes.

Qatar ha estado bajo escrutinio por su historial de derechos humanos y las leyes que penalizan la sexualidad en el hogar.

El organismo rector del fútbol emitió la advertencia el lunes pocas horas antes de que los primeros equipos jugaran con su capitán con el brazalete. 

La FIFA dijo que a los jugadores con dicho brazalete se les mostraría inmediatamente una tarjeta amarilla.

Sí hubo brazalete

El arquero alemán, Manuel Neur, portó un brazalete blanco con el mensaje de ´No a la Discriminación´, pero la Ministra de Interior de Alemania sí lo portó. 

Nancy Faeser se encontraba en uno de los palcos principales del Estadio Internacional Khalifa y se le pudo observar portando el brazalete con los colores de la Comunidad LGBT+ para luchar por los derechos humanos y la no discriminación. 

Temas: