Desde hace cuatro años, Tomás López, quien conduce un microbús en la Ciudad de México, celebra la Navidad de un modo peculiar.

Siguiendo una vieja tradición europea pero arraigada desde hace mucho tiempo en México, coloca un nacimiento en el tablero de la unidad 338 de la ruta 28, que opera en calles y avenidas del norte de la ciudad.


Te sugerimos: ¡Espectacular! Eclipse total de Sol despide el 2020, así lo captan en VIDEO


El ingenio lo llevó a colocar el primer año sólo un árbol de navidad, más tarde sería el portal de la famosa familia de Nazaret, que al puro y característico estilo chilango, rueda por los rumbos del CCH Azcapotzalco (muy cerquita del Parque Tezozómoc) hasta Tacuba.


Te sugerimos: [VIDEO VIRAL] Profesor estalla en llanto por mensaje de sus alumnos


Jesús, María, José, Los Reyes Magos y los clásicos animalitos dentro de este transporte público acompañan a Tomás, quien a falta de espacio en casa y para complacer a sus hijos, decidió montarlo en este peculiar lugar.

El nacimiento con el paso de los años ha ido creciendo cada vez más, y lo mejor de todo, es que el material es reciclado, valor que el chófer quiere inculcar a sus pequeños.


Te sugerimos: ¿Más tiempo para bailar? Videos de TikTok durarán hasta 3 MINUTOS


Los pasajeros que tienen la suerte de abordar el ‘micro’ de Tomás en esta temporada, ven con agrado los adornos y celebran su intención y recordatorio de que la Navidad se trata de compartir como él lo hace con su nacimiento.  

 

Con información de Chilango


Temas: