El narcisismo es uno de los varios tipos de trastornos de la personalidad que existen, en el que el individuo tiene un sentido desmedido de su propia importancia, una necesidad profunda de admiración y atención, y nula empatía hacia los demás.

Detrás de la máscara de seguridad extrema, existe una autoestima frágil que se vuelve vulnerable hasta las más pequeñas críticas, señalan los expertos en psicología.

Las personas que padecen este trastorno suelen decepcionarse o entristecerse cuando no reciben los elogios que creen merecer, y otras personas podrían pensar que son altaneros y engreídos, y no disfrutar de estar a su alrededor.

Comienza a manifestarse en la adolescencia o a principios de la adultez y el 70% de las personas que son diagnosticadas con el trastorno narcisista de la personalidad, son hombres, según detalla el psicólogo Julio Rodríguez, en su libro Prevenir el narcisismo. Educa a tu hijo para ser feliz, no para ser el mejor.

imagen-cuerpo

-Señales-

Las personas que tienen este trastorno pueden:

  • Ser exageradamente prepotentes
  • Necesitan que los admiren constantemente
  • Exageran sus talentos y logros
  • Desprecian a aquellos que perciben como inferiores a ellos
  • Son incapaces de reconocer las necesidades de los demás
  • Envidian a los demás y piensan que ellos también son envidiados
  • Altaneros o arrogantes
  • Insisten en que tienen mejores cosas materiales que las otras personas
  • No soportan las críticas
  • Se enojan cuando no se les trata de forma especial
  • Tratan con desprecio a los demás, esto con el fin de demostrar su superioridad
  • Tienen problemas para enfrentar el estrés y adaptarse a los cambios
  • Se sienten deprimidos por no alcanzar la perfección
  • Tienen sentimientos de vergüenza, inseguridad, vulnerabilidad y humillación
  • -Causas-

    El trastorno narcisista de la personalidad puede relacionarse con los siguientes factores:

  • Entorno. Malas relaciones entre padres e hijos, exceso de críticas o exceso de devoción que no van de acuerdo a la experiencia del niño
  • Genética. Características que los padres heredan a los hijos
  • Neurobiología. La conexión entre el cerebro, la conducta y el pensamiento
  • -Complicaciones-

    Las personas que padecen este trastorno pueden presentar problemas de pareja, en la escuela y el trabajo, en sus relaciones familiares, depresión y ansiedad, problemas físicos de salud, consumo desmedido de sustancias como alcohol y drogas, y pensamientos y conductas suicidas.

    imagen-cuerpo

    -Tratamiento-

    La psicoterapia es el tratamiento que se utiliza para tratar este trastorno. Puede ayudar a las personas a desarrollar mejores relaciones con los demás, mejorar la forma en la que colaboran con sus compañeros de trabajo y conocidos, reconocer sus fortalezas para que puedan manejar mejor las críticas, comprender sus sentimientos, y fijar metas personales realistas.

    Mientras se está tomando la terapia, es recomendable que las personas sigan estas medidas para mejorar su estilo de vida.

    -Evitar el alcohol y las drogas, ya que estas sustancias pueden desencadenar comportamientos negativos

    -Hacer ejercicio al menos tres veces por semana, ya que esto ayuda a mejorar el estado de ánimo

    -Practicar meditación y yoga, esto con el fin de bajar los niveles de ansiedad y estrés

    Fuente: Psicólogos clínicos consultados y datos del Instituto de Investigación Sanitaria

    Temas: